domingo, 16 de agosto de 2009

Rojo oriental

Lilia, una viuda aburrida de la vida y con una hija adolescente con la que apenas hay comunicación, decide un día irle a buscar hasta la academia de baile y, desde ese momento empieza a descubrir un mundo fascinante que se esconde detrás de la cortina de un cabaret. Dejándose llevar y observando a otras mujeres que bailan, descubre la sensualidad y la capacidad de expresión que hay en la danza del vientre, cambiándole la vida y la manara de ver el mundo. Primera película de la joven realizadora Raja Amari (Túnez, 1971), es ésta una buena tarjeta de presentación de un cine desconocido, pero cercano al mismo tiempo -por lo que tiene de cultura mediterránea y de disfrute en la manera de bailar y ver bailar-. Protagonizada admirablemente por la actriz de origen palestino Hiam Abbas (Paradise now, Zona libre, The visitor) es la historia de una hija que tiene novio y de una madre que tiene que dar el visto bueno a esa boda en una atrevida y vitalista explosión de ritmos y vestidos brillantes que contrasta con la tradicional vida vecinal y familiar que parecería estar dominada por el disimulo y el temor. La directora ha sido también bailarina y ha querido hablar en su película del viaje personal de una mujer hacia la liberación, en medio de la cerrada e hipócrita sociedad árabe.

2 comentarios:

Aventurer@ dijo...

Muy buen comentario DEme sobre esta película que vi por cierto hace un par de semanas. Lo unico que me falla un poco es el final que parece se desborda de forma exagerada.

Lola Mariné dijo...

Esta si la he visto, y me sorprendió gratamente.
Pero estoy de acuerdo con Aventur@, el final es un poco Bollywood (o como se escriba).
Saludos.