domingo, 23 de agosto de 2009

La Parrala

Maravilloso lugar para cenar, situado en Humilladero, 5. Se trata de una taberna de tapas que tiene una agradable barra y luego un comedor con paredes en tonos teja y dos ventanitas con vidrieras dándole a todo un aire acogedor. Fuimos 4 personas y pedimos 5 platos para compartir (Croquetas de espinacas y piñones; Cazuelita de champiñones salteados con soja y aceto balsámico; Panzerotti de remolacha, manzana y nueces con salsa de calabacín y albahaca; Ensalada de rúcula, tomate asado, aceituna negra y mozzarella y Rollitos ahumados de mousse de berenjena a la leche). Todo delicioso (de mojar el pan). Los postres eran una tentación, nos gustaban todos, pero teníamos que decidirnos por 4 (Tarta de pera y chocolate; Bombón de chocolate y arroz inflado; Helado de violetas imperiales y Helado de praliné y aceite de oliva). El ambiente del local es informal y el servicio, esmerado. Todo lo regamos con dos botellas de blanco de Rueda verdejo Martivillí que te masajeaba el paladar. La cosa nos salió por 25 euros cada uno. Nos gusta probar la cocina tradicional y casera pero con un toque moderno, cosmopolita, en lugares amables, que atiendan bien (no faltó un chupito al final) y que salgas contento. Ahora que lo pienso, a lo mejor fue el vino. Da igual, en cualquier caso, una cena divertida y muy sensual.

7 comentarios:

CRISTINA dijo...

mmmmmmm....ahora que son las once de la noche y todavía no he cenado, este post ha sido un placer y una tortura a partes iguales.
¡¡Qué delicioso todo!!
Lo de helado de violetas imperiales me ha parecido precioso.

Y me voy a cenar algo rico, ¡ya!

Saludos

Xavier dijo...

!! Que bueno todo !!.

Acabo de regresar de Sant Hilari Sacalm (Girona),nos hemos merendado un pa amb tomaquet y embutidos de matanza regaditos con un cava brut helado, de cosecha propia y que corta el hipo.
Al ratito tocaba finalizar con un licor de hierbas también elaborado por las manos mágicas de Non, bien fresquito para así esperar placidamente que diera la hora de la cena.
Una esplendida tarde de caluroso verano en buena compañía y contemplando el bellísimo paisaje de las Guillerias.

Saludos Deme

pe-jota dijo...

Sigues manteniendo las buenas costumbre y desde luego ninguna mejor que el buen yantar en buena compañía.

Justo dijo...

¿Qué es eso del arroz inflado, Deme?

Una curiosidad: si un día no te gusta un restaurante, ¿vas a hablar de él? Hummm, yo creo que no, porque eres muy gentil.

Cabriola dijo...

mmm buena recomendación, la próxima vez que vaya por ahí lo visitaré fijísimo

por cierto, muy buena opción el Martivillí

Saluditos

emor55 dijo...

Hola Deme,
Estoy seguro de que si un día no te gusta un restaurante también nos lo harás saber con elegancia y sin que nadie pueda ofenderse sino todo lo contrario, de forma positiva y constructiva.

Pd. también hacen unas ensaladas estupendas y coincido en el acierto con el Martivillí.

Aventurer@ dijo...

Ummmm, que rico todo, tomo nota cuando este por Madrid! Un abrazo!