martes, 25 de agosto de 2009

Enemigos públicos

El cine de Michael Mann (Chicago, 1943) cuenta con numerosos héroes solitarios, obsesionados con una idea moral aunque se trate de delincuentes, retratando la ciudad en la que se mueven como un protagonista más de la película. Un cine intenso, de atmósfera, visualmente sugerente. Suyas son Heat, El dilema o Collateral. Ahora ha llevado a la pantalla la vida de John Dillinger, cerebro y líder de una banda de atracadores de bancos que camparon a sus anchas por el Chicago de los años 30. Cine de gangsters puro y duro, la vida de Dillinger transcurre entre estancias en prisión, persecuciones en coches y disparo desenfrenado de armas. Fue una especie de mito para la gente maltratada por la gran Depresión, que veían en él la encarnación del forajido que burlaba una ley que no solucionaba nada. Interpretada por Johnny Depp en el papel de ladrón y rompecorazones, la película cuenta también con Christian Bale (el policía que le persigue) y Marion Cotillard (la chica que deja el guardarropas de un club por vivir como una reina). Durante unos meses, la captura de Dillinger y sus secuaces se consideró una prioridad en el FBI. Fascinado como está Hollywood con las historias del crimen, no podía faltar este festival de violencia y acción en manos de uno de sus mejores artesanos. Muy buena película de género.

6 comentarios:

pe-jota dijo...

No encuentras curioso el desembarco de títulos de este en estos momentos.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Tiene que ser muy buena, seguro que me encanta, de género y Thriller y atmósferas intensas.
Ayyy Deme, que casi no puedo comentarte, que yo tb. estoy "de género", pero es género I.t.e y obras y tuberías que explotaron y cosas. ¿Te acuerdas de la caída de mi cornisa? Pues cayó más y están arreglándolo eso y todo...Así que me tuve que volver de la playa, que tengo andamiaje...
Y en cuanto pueda, en Septiembre, me voy a Cayo Coco ó a lo más lejos posible, aunque estén muriendo los bañistas masivamente de viruses, me pondré mascarilla (total, ya la llevo por el olor a yeso, y pintura "blanco decoración anti-moho" ¿Qué más da?). Estaré casi todo Septiembre sin blogar, con lo que me gusta...pero volveré renovado total.
Besotes

molano dijo...

Tiene algunas secuencias magistrales y en general una factura impecable. No me gustó Deep que se ha convertido en un niño viejo y le falta caracter. Bien la Cotillard pero mejores los secundarios y los caretos de la figuración.
No es mi género, ¿se nota?

Justo dijo...

Por motivos que no vienen al caso, he visto unas cuantas veces Heat. Pero yo tampoco soy muy del género...

(Marion Cotillard le va sacando partido al Óscar, por lo que veo. Su novio, Guillaume Canet, seguro que también quiere).

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Con sus altibajos, la película merece la pena.
Vaya, veo que Justo comenta que ha visto unas cuantas veces Heat.. qué raro: no es un amante del género.. Es una incógnita que nos tendrá que revelar esa extraña frase de "por motivos que no vienen al caso".
Me parto (de risa sana).
Saludos.

jordicine dijo...

Para mí, ya lo sabes, le falta un poquito de 'magia', pero está muy bien, la verdad. Y me encanta el trío protagonista. Un saludo.