jueves, 13 de agosto de 2009

Parrillada para dos

El barrio de Lavapiés celebra sus fiestas de San Lorenzo. Lugar de la judería madrileña, dicen que la iglesia de San Lorenzo (calle Doctor Piga) fue edificada sobre la sinagoga existente. A la iglesia se le conoce como "el templo de las pulgas" por lo pequeña que es. El término castizo manolos (y manolas) -tipos populares- viene de los judíos de la época de 1492, que para que no les expulsaran se bautizaban con el nombre de Manuel. Pues al mogollón de la calle Argumosa que nos metimos. En un chiringuito nos pedimos una parrillada para dos (15 euros) que tenía: pincho moruno, chorizo, panceta, morcilla, lomo y patatas fritas. Podían haber comido tres o cuatro perfectamente. De beber había minis de cerveza (un litro, 4 euros). Esa noche actuaban Los Ministers del Ronsteady. Se trata de una banda madrileña de 8 componentes que tocan ska y rock steady (un género musical jamaicano de los 60). Era una mezcla de jazz y música afroamericana. Muy cañeros, eso sí. Gran ambientillo por las calles del Salitre, Ave María, La Fe, Sombrerete. Los bares sacan mesas fuera y la gente invade las calles, en un barrio donde más del 50 por ciento de la población es de origen no español. De ahí que nos supiera tan rico el pincho moruno.

3 comentarios:

B. Miosi dijo...

Tu entrada me hace recordar un poco lo que hablábamos del libro de García Marín, esa sincretización que existe en España consecuencia de diversas razas y costumbres.

Lamento que la parrilla no tenga el mismo sabor al que estás acostumbrado, pero para mí ¡no ha como la parrilla argentina! y eso que soy peruana ¿eh? ja, ja,

Muchas gracias por pasar a visitarme, El Deme.

Besos,
Blanca

Justo dijo...

Lavapiés es un barrio maravilloso, que ofrece un poco de todo... Tú transmites muy bien la sensación agradable que queda siempre después de salir por allí...

Aventurer@ dijo...

DEME, tenemos el privilegio de vivir en ciudades tan cosmopolitas como Bcn o Madrid (y aquí quiero destacar lo positivo) y es que nos encontramos con una ciudad donde aun podemos seguir descubriendo sitios nuevos y acercarnos a tantas nacionalidades diferentes que hacen que la ciudad se enriquezca de la diversidad cultural...