martes, 11 de agosto de 2009

Arráncame la vida

Superproducción mexicana rodada en escenarios naturales de Puebla y la capital con ambientación de los años 30-40 del siglo pasado, es la adaptación cinematográfica de la novela de Ángeles Mastretta editada en 1985. Dirigida por Roberto Sneider (Dos crímenes) está protagonizada por Ana Claudia Talancón (El crimen del Padre Amaro) y Daniel Giménez Cacho (Profundo carmesí) que, por cierto, están espléndidos en sus papeles. Es la historia de Catalina Guzmán, una chica de 15 años ambiciosa y despierta que contrae matrimonio con el general Andrés Ascencio, machista y poderoso. Después de varios años de matrimonio y varios hijos, conoce a un director de orquesta que le hará ver la vida desde otra perspectiva. "Arráncame la vida con el último beso de amor..." dice el bolero de Agustín Lara que Eugenia León canta en la película como si fuera Toña la Negra (cantante muy popular en la época que se retrata). Es la historia de una evolución personal femenina: desde la tranquilidad del hogar paternal hasta el descubrimiento de que su hombre fuerte no es más que un villano que logra lo que puede engañando a los demás. Con la maravillosa fotografía del español Javier Aguirresarobe (el Zócalo, el Teatro Bellas Artes, la Casa de los Azulejos de México D.F.), no deja de ser un culebrón con estilo, un melodrama con cierto toque social.

5 comentarios:

jordicine dijo...

No la conozco, pero me la apunto. Estoy esperando con muchas ganas el estreno de 'Enemigos púbicos'. Y si no la has visto, porque ya me pierdo, busca 'Estómago'. Ya está en dvd. Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Me dan un poco de miedo el cine hispanoamericano, salvo el argentino. Todo me parecen culebrones, será por los que nos llegan aqui a través de la tele.
Saludos.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

'Profundo carmesí' tuve el gusto de verla en el festival de cine de Donosti del año... (madre mía, cuántos ya). Es un gran actor Giménez Cacho. Me apetece verla. Ya te contaré Deme.

Justo dijo...

Yo también quiero verla. Y también adoro a Giménez Cacho. Nunca me ha defraudado, y tiene unos ojos preciosos..

molano dijo...

La he visto y me ha gustado. La has definido muy bien en tu post.
Es un melodrama porque la novela lo es pero el director de la película no insiste nada en ello, mas bien lo aligera.
Los actores están que se salen y está bien hecha.
Creo también que hay muchos prejuicios con el cine latino a causa de los culebrones.
Todos conocemos enormes melodramas victorianos y edwardianos británicos igualmente basados en melodramas. Estos si, estos son muy celebrados por todos.