jueves, 21 de enero de 2010

La cinta blanca

Un bello pueblecito alemán en vísperas del estallido de la Primera Guerra Mundial. La casa del terrateniente y los trabajadores (granjeros, médico, comadrona, sacerdote). Extraños accidentes y agresiones empiezan a ocurrir y, a partir de ese momento la maldad, el miedo y la desconfianza se instalan en las vidas cotidianas de sus gentes. En el ir y venir de los acontecimientos, los niños (repeinados y caminando en fila) que dan la sensación de que ocultan algo. Michael Haneke (Munich, 1942) nos cuenta en un impecable blanco y negro una metáfora sobre el origen del odio (la típica bola que gira y gira y al avanzar se hace cada vez más grande). Es más una película de sensaciones que de explicaciones. Ganadora de la Palma de Oro en Cannes y del Premio Europeo a la mejor película, es éste un film-metáfora sobre vivir con el corazón en un puño, en el sentido de que hay una violencia suave, escondida debajo de la apariencia dulce de la realidad. Un casting de actores como de principios del siglo XX puebla los planos de una película sosegada donde el horror está fuera del plano pero su vibración llega a las imágenes en forma de diálogos moralmente perturbadores. Una película que viene a decir que una educación basada en el temor puede llevar al desprecio del otro. Rara y fascinante.

10 comentarios:

CINEXIM dijo...

¿Merecía la Palma o El Globo de Oro más que Pedro? No sé. Como le dije a Ripley, esta Cinta es menos arriesgada que la de Pedro. Y el Oscar yo creo que también se lo lleva.

También con muchas ganas de ver Nine, pese al cambiazo que me han dado con esa Saraghina tan poco felliniana.

Feliz Finde!!!

Champy dijo...

Sin ánimo de ofender a nadie en sus gustos o en sus sentimeintos patrios, no hay nada en común entre Pedro y Michael, mucho menos entre sus últimos trabajos.
La Cinta Blanca perturba impacta conflictúa.
Los abrazos rotos entretienen.

2046

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Estaba poniendo comentario larguísimo y la ventana emergente me lo borró.
Yo no compararía a Pedro con Haneke, Haneke es serio, introspectivo, un poco como Julieta Serrano en "Mujeres" ("Por favor llévenme a la Lopez Ibor"), y Julieta Serrano y Doña Paquita, son distintas...:-)
Además la Palma de Haneke, se la dió Isabel Huppert, actriz de dos de sus películas, que también gracias a una de ellas ("La Pianista"), se había llevado la Palma de interpretación. En el cine también cuenta el "hoy por tí mañana por mi"...Y el cine es dinero (Siendo "la cinta" una buena peli, pero es que también es una co-producción francesa...).
Me encanta lo de los niños tan repeinados, es verdad que están demasiado repeinados, se despeinan poco, la verdad, para ser unos niños tan bissho:-)
Me alegro que haya premios para Michael y para Pedro. Tengo que reconocer que me aterrorizaría mucho más que los hubiera para Lars, con su "Anticristo" y que el Dogma se hubiera apoderado de los Golden Globes:-). Hombre la Gainsburga es francesa, y por eso la premiaron en Cannes. "La cinta" es violencia contenida, pero "Anticristo" es violencia sexual explícita (a la Gainsburga le afeita el "chusqui" el "tentación de cristo", y eso los americanos...lo llevan fatal).
A los críticos les ha dado porque Haneke parece un Dreyer, y Lars un Kieslowski...pero ¿pá qué parecerse tanto a otros? Ya lo decía "La Agrado": que lo esencial es parecerse a uno mismo.:-)
Besotes.

Lola Mariné dijo...

Esta parece interesante.
Me la apunto.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

No sé, MH me ha decepcionado mucho últimamnete.. vamos que sólo me gustó Funny Games. Iré a verla de todas maneras.
Saludos.

pe-jota dijo...

Pero el horror está ahí, el germen del odio, es algo de lo que no puedes escapar, por eso es tan peligroso.

Un film para reflexionar.

Uno dijo...

Un film espléndido, sugerente, magnificamente realizado. Unas actuaciones espectaculares. La atmósfera, los diálogos, la fotografía, todo es excelente. Una película dura y, gracias dios mío, original.

senses or nonsenses dijo...

me ha gustado, es espléndida formalmente, pero no sentí el puñetazo de La pianista. ni estoy de acuerdo con que anticipe el origen del nazismo. las sociedad (violentas) generan violencia, pero lo que vemos en la peli no está tan lejos de nuestro nacionalcatolicismo. la conversación sobre la masturbación me sonaba muchísimo.

un abrazo.

pe-jota dijo...

Exacto Deme deja entrever, sólo hay que rascar e hilvanar.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cada vez me gustan más las películas en blanco y negro.