domingo, 17 de enero de 2010

Invisible

Adam Walker, joven poeta veinteañero que estudia en la Universidad de Columbia, conoce a una pareja de franceses que le proponen editar una revista y de los que intuye una previsible amistad futura; pero una noche, un parque y una bala, harán que todos esos proyectos cobren una curiosa y retorcida dirección. Estamos a finales de los sesenta, una época donde todo lo que pasaba en París tenía un reclamo inmediato para un joven intelectual americano, y también estamos cuarenta años después y es otro el narrrador que, a su vez, nos sigue contando la historia de Walker. La nueva novela de Paul Auster (Nueva Jersey, 1947), cuenta con sus temas de siempre: el azar, el amor y la violencia, pero también nos habla de la evasión de la justicia o de la intimidad de los recuerdos (verdaderos o falsos). La curiosa vida de Walker, através de cartas, diarios o fugaces frases rápidas, está contada en primera, segunda y tercera persona, pero está incompleta, por lo que tiene que ser el narrador de la historia el que salga a buscar una especie de colofón a todo lo que se cuenta aquí, donde literatura y vida se juntan peligrosamente. "Lunes por la noche. La puta voluminosa de la rue Saint-Denis, que masca chicle. Es su primera experiencia con una prostituta. El cuarto huele a insecticida, sudor y restos de vómito. "

3 comentarios:

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Paul Auster está muy bien, y además son historias fáciles de imaginar, evocadoras, no en vano es también guionista.
Por cierto, que me encantan las fotos de Madrid que, poco a poco vas cambiando. Me gustan todas, pero la que titulas "Olé" me encanta.
Besotes

pe-jota dijo...

Y cuándo realidad y ficción no se han cruzado en la obra de Auster ?, sus historias son retazos de realidades, son obras en las que es fácil entrar y muy difícil salir.

LU dijo...

Admiro a este escritor, su estilo, su agilidad narrativa. Terminé ayer de leerlo y me ha gustado, no tanto como otras, pero me ha gustado. Siempre es un placer leer a Paul Auster.