domingo, 16 de enero de 2011

Riña de gatos

Eduardo Mendoza. Madrid, 1936: Anthony Whitelands, un inglés experto en pintura clásica española, descubre en el palacete de un duque un cuadro de Velázquez inédito. Y sin comerlo ni beberlo se ve metido en una trama en la que le persiguen espías internacionales, militares, el cuerpo diplomático y los falangistas con el mismísimo José Antonio a la cabeza. Asesinatos inesperados, escenas de alcoba con aristócratas ligeras de cascos y copas en Chicote enmarcan una intriga en la que las diferentes fuerzas sociales van tomando posiciones sobre los acontecimientos que están a punto de ocurrir. Es la novela ganadora del premio Planeta 2010.

5 comentarios:

Uno dijo...

Me gusta mucho Mendoza. Cuando ganó el planeta pensé en leerlo y después lo olvidé. Gracias por recordármelo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

No suelo leer los premios Planeta, pero en cuanto me enteré del argumento y ví que se lo habían dado a Eduardo Mendoza cambié de opinión .
Abrazos

pe-jota dijo...

Hay algo que no acabo de entender este nuestro país, esa necesidad de dar premios literarios a figuras consagradas. Creo que los premios deberían dirigirse a la búsqueda de nuevos valores.

Jo Grass dijo...

Pues yo hace siglos que no leo a Mendoza, a pesar de que me parece un grandísimo escritor. Lo del asunto del Planeta es otra historia; siempre me parece una especie de pacto y se lo reparten entre unos pocos!

Carmen Cascón dijo...

Lo leí cuando salió y me enamoré de la prosa de Eduardo Mendoza. Tanto es así que desde entonces me he leído más de una docena de novelas salidas de su mano. Y tengo que reconocer que "Riña de gatos" es una de las mejores.
Un saludo