lunes, 1 de septiembre de 2008

Salvador de Bahía

Da la casualidad de que los martes es el día de los tambores y las misas y allí que estábamos. Salvador fue descubierta por Americo Vespucio en 1501, fue el centro del comercio de esclavos que venían de África y hoy día toda la vida cultural esta impregnada de alma negra. Está construída sobre un acantilado rocoso y tiene una parte alta y otra baja que se comunican de forma graciosa por el ascensor Lacerda, que cuesta 5 céntimos de real. En el Pelourinho están las iglesias: San Francisco, de principios del XVII (donde el cura nos bañó literalmente con agua bendita) y El Rosario (misa de los negros, con sus cánticos y gritos). En la Casa de Jorge Amado está el legado del escritor y mi plaza favorita es el Terreiro de Jesus, tres iglesias y fuente. En barco animado por un grupo musical visitamos la Isla de los Frailes y la de Itaparica (nos tuvimos que montar en un bote para llegar) con su Fuente de los tres grifos (hay que beber de los tres). Las bahianas son señoras vestidas de blanco que venden en la calle el acarajé, un buñuelo de harina de alubias. Visitamos el Museo Abelardo Rodrigues (tallas religiosas), fuimos a un espectáculo de danza (maculelé, capoeira, ritos de adoración a los dioses africanos). La iglesia de Bomfim, 1754, está construída sobre una colina y tiene tradición de milagros. Y mientras el Mercado Modelo es de artesanía, el verdadero olor y color estaban en el de San Joaquín, al lado del puerto, toda clase de frutas, comida y hierbas.

9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué viaje. Y en tu relato, los sentidos: colores, música.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Jo, qué bonito, no me he perdido una foto. Todas las iglesias son iguales que las portuguesas: barroco portugués, tan parecido también a cierto barroco de aquí, pero sobre todo tan luso. Hay un algo en Nossa Senhora da Candelária, que llega a recordar incluso a la Iglesia de Santa Bárbara en Madrid, uno de los pocos ejemplares barrocos o neo-barrocos de la capital. Salvador tiene que ser que te mueres... Qué pena que no supiera que te ibas, porque sino te hubiera dicho que hubieras ido a ver las misas del Padre José Pinto, sacerdote bahiano de pro, que fue bailarín clásico de jóven y que da unas misas muy particulares. Olha isto...
http://www.youtube.com/watch?v=tG_EtuIuvUM

Casanova dijo...

Yo quiero volver,para quedarme,pero en el sur.En Curitiba

pe-jota dijo...

Jo !!!!, que arte, dan ganas de marchar para allí.

jordicine dijo...

Envidia sana! Menudo 'viajón'. Ja ja ja. Felicidades por la victoria del Numancia. Un abrazo.

emor55 dijo...

Salvador de Bahía, ¡qué ciudad tan mágica y bonita!. Los martes de Olodum con sus tambores y ritos. Todo lo que cuentas esta aún muy presente en mi memoria, como si acabara de verlo. Enhroabuena, una vez más por esta ventana que nos brindas.

milunae dijo...

Brasil... la la la la la la la,
Brasil.... Brasil... ta ta ta ta ta ta ta chan... Brasil... Brasil... Me alegro de que hayas disfrutado.

Justo dijo...

Nada más que el nombre tan bello que tiene esta ciudad evoca.. todo.

Qué fotografías, te has superado, chico.

Adrian dijo...

Hola! Gracias a tu descripción a uno le dan ganas de transportarse a esta preciosa ciudad. Si quieres ver fotos o leer opiniones que comparten otros viajeros, el otro día navegando encontré Turismo en Salvador de Bahía, muy recomendable. Saludos y felices viajes!!