lunes, 29 de septiembre de 2008

Urtain

El 21 de julio de 1992, cuatro días antes de que empezase la gran fiesta del deporte olímpico en Barcelona, se tiraba de un décimo piso del barrio madrileño de El Pilar el boxeador José Manuel Ibar, Urtain. Tenía 49 años y había sido una de las figuras del deporte español más populares en su época, habiendo logrado el Campeonato Europeo de los pesos pesados en el 70 y en el 71. Fue un personaje tremendamente conocido en los últimos años del franquismo, había nacido en Cestona (Guipuzcoa) y después de ser levantador de piedras logró crearse una carrera deportiva en la que la única televisión de la época y la prensa deportiva lo coronaron héroe y le hicieron grabar anuncios y películas, apareciendo habitualmente en las revistas. Pero no supo encontrar un hueco en la nueva España, sus negocios le fueron mal y vivía entonces un momento depresivo del que no pudo salir. Ahora la compañía de teatro Animalario, con un espectacular Roberto Álamo al frente, nos trae la voz y el gesto del mito roto, con un texto de Juan Cavestany en el Teatro Valle-Inclán, con una escenografía que no es otra cosa que un ring de boxeo y sus cuerdas a los cuatro lados, con el público alrededor, mudos testigos del glamour y del ocaso de una figura fuerte y débil a la vez.

8 comentarios:

Justo dijo...

Parece muy interesante.. sale también Raúl Arévalo, ¿no?

Sí, Urtain fue un verdadero mito.. yo no recordaba lo del suicidio, me ha impresionado leerlo.

Me ha hecho gracia la expresión de la única televisión de la época, ya apenas se utiliza, tan lejano nos parece, pero a pesar de ser la única era más digna en muchos aspectos que las que ahora tenemos.

Un abrazo

pe-jota dijo...

Usado, manipulado y abandonado, una pena; unos lo achacan al régimen, pero no me lo creo, en aquellos años al fin de cuentas todos eramos franquistas por decreto, yo lo achacaría a ese afán destructivo que tanto caracteriza a este país y que nos lleva a arrinconar a nuestros héroes como juguetes rotos.

jordicine dijo...

Uno de los grandes, sin duda. Y sí, en esa época no había lucha por las audiencias televisivas. Sólo había una! Como ha cambiado el tiempo. Un abrazo.

Carlos Labarta dijo...

Deseando que den comienzao al tour y que se paseen por aquí!

senses or nonsenses dijo...

es muy difícil salir indemne del boxeo...
fue un hombre utilizado, manipulado, destruído, y olvidado...

un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es una buena obra. Animo a verla.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Pues también tenía idea de bajarme a la antigua sala Olympia, porque los "Animalario", son muy buenos y eficaces en teatro. Ví el reparto y toda la programación de la sala, y va a estar bastante tiempo. Lo que no sé si sale el San Juan que a mí me chifla.
La idea está genial, y es muy "Animalario", así que yo creo que estará muy bien, la voy a intentar ver seguro.
Besotes.

Martín G. Ramis dijo...

me encanta Madrid y me aburre Garci.