lunes, 26 de mayo de 2008

Restaurantes, qué placer

Cuatro sitios distintos en los que he estado últimamente y he comido divinamente: Circus (Libertad 13) es el típico sitio de noodles, esos tallarines orientales de arroz o de huevo que cocinan con jengibre, leche de coco y cebolla. Te sientan en mesas con bancos al lado de otra gente desconocida. La Mordida (Belén 13, y otras direcciones) es un mexicano con el glamour mitificado de las tascas mexicanas: te puedes comer unos tacos al pastor y beber una cerveza Bohemia tan ricamente. Frijoles, quesadillas, guacamole...en medio de una decoración colorista. SushiOlé (Válgame Dios,4) es el típico japonés de fusión, o sea, comida japonesa para los que se nos caen los palillos y tenemos que preguntar sin pudor oigausté esto qué es. Tienen una tempura de verduras y unas experiencias llamadas platanito (rollito de anguila, huevas de cangrejo, aguacate y crema de queso, envuelto en plátano) y fantasía (uramaki de arroz y alga con salmón, aguacate, crema de queso, huevas de cangrejo). Pero lo mejor el sorbete de sake, genial. Finalmente, la Taberna La Salamandra (Don Pedro,4), donde tienen un solomillo al vodka y unas anchoas de Santoña con queso de cabra fresco para chuparse los dedos, y unas tartas de limón y queso con chocolate deliciosas.

14 comentarios:

jordicine dijo...

A mí la comida japonesa me encanta. Y me atrevo hasta con los palillos. Ja ja ja. Un abazo.

Mery dijo...

Deme, está visto que para visitar tu blog hay que tener al lado un cuadernillo de apuntes.

Eres muy generoso compartiendo tus descubrimientos.
Un abrazo

Gregorio dijo...

¡Mmmm! Madrid tiene restaurantes buenos. Cada restaurante parece delicioso. ¡Casi tan bueno como San Francisco!

Senses & Nonsenses dijo...

bon profit...

un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

me apunto las recomendaciones, que siempre es bueno saber dónde le tratan a uno bien y come mejor

fire dijo...

has dicho tempura de verduras?...
me vuelve loca....
mi madre y yo la hacemos...pero sé que los inventores fueron los japoneses...y jamas comi en un japones..
aki en jaen hay muy pocos por no decir ningun restaurante de comida exotica...solo chinos y alguna que otra pizeria....
ami me vuelve loca todo lo que sea diferente...
y me gusta investigar con recetas hinduús...etc....

nada....que me voy con los jugos gastricos alterados....
ayyyyy
un beso

Felipe Sérvulo dijo...

La verdad es que tu blog nunca aburre.
Un abrazo.

Ada dijo...

Lástima que no voy mucho por Madrid, por no decir nada... porque esas anchoas de Santoña me las estoy imaginando y no paro de tragar saliva... Esto se avisa y lo leo después de cenar.
Besicos Deme

Justo dijo...

Deme, que esos restaurantes me quedan todos a tres pasos de casa.. es mi radio de acción -y casi también de trabajo, voy andando-: cada vez que salga a cenar, pondré el oído, a ver si alguna frase cogida al azar delata a un posible Deme.. sería una persona a la que le guste mucho el cine y el teatro, discreta, amante del buen llantar y de buen gusto, amigo de sus amigos.. no hay tantos. Ojalá y suceda alguna noche, ese encuentro casual.

En Válgame Dios está la lavandería que frecuento, a donde -por cierto- casi sólo van anglos.
Un abrazo

pe-jota dijo...

Un tema muy oportuno en estos momentos, aquí, así sin que nadie lo sepa, apoyo a Santi Santamaría.

Anónimo dijo...

Deme ya se me esta cayendo la baba que surge de la boca cual fuente cristalina, de sabores orientales, mediterraneos, de oscuros e inquietantes paladares aplastar caviar entre la lengua y los dientes, el deseo sensual de los frutos de la tierra y su delicia es algo reservado a personas especiales..........

Capri c'est fini dijo...

Hummm se me abre el apetitoooooo

Juan Antonio, el.profe dijo...

Se me hace la boca agua. Jo.
Eso de comer al lado de desconocidos me pasó a mí en Il mosache, en Florencia, el bar más original de pasta: salón pequeño, mesas alargadas con vistas a la cocina (de la que la separa sólo una cristalera) y, hasta hace poco tiempo, sin carta: el camarero recitaba "a voce" las comidas y luego tú se las repetías al cajero, en la puerta, que se fiaba de los clientes. La pasta más casera que he comido jamás, a pesar de puro habano que se estaba fumando la señora que me tocó al lado en la mesa.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Pues mira qué coincidencia, conozco dos de los restaurantes que hablas: "La Mordida" se come bien, he ido un par de veces, siempre lleno a rebosar y ligeramente caro para mi gusto (ligeramente sólo), me pareció, pero la comida genial...
Había un sitio mejicano por Bilbao, en la calle Cardenal Cisneros, que tb estaba muy bien: recuerdo una enchilada deliciosa...Lo que pasa que tb recuerdo el ardor en la garganta, jejeje, de lo picante que era:-) pero tb muy rico, no sé si seguirá, era uno de los primeros.
Y el de los noodles es el favorito de uno de mis mejores amigos, fuímos por su cumple, está super en boga. Yo me salí un poco de la carta, y casi me enveneno:-) jejej. Sin embargo mi amigo me cambió el plato, el pobre, y el suyo estaba riquísimo...
Ñam, ñam:-)