jueves, 8 de mayo de 2008

Alto Tajo

Tres días perdido por pueblos de Guadalajara. Primero Molina de Aragón, ciudad de frontera, señorío independiente al margen de los Reinos de Aragón y Castilla. Presencia en sus edificios de los musulmanes y los judíos, villa medieval con el segundo castillo más grande de España; la iglesia de Santa Clara, joya del románico con su interior gótico con bóvedas de crucería; su puente también románico; palacios repartidos por la villa: Virrey de Manila, Montesoro, Garcés de Marcilla ("no hay nobleza sin virtud"); compramos tortas de manteca y miel y probamos las patas de vaca, una especie de bizcocho bañado en crema. Recomendable la marisquería Rafa, ambientazo total. Continuamos nuestra aventura en la ermita de la Virgen de la Hoz, a la vera del río Gallo, entre chopos y formaciones de rocas de impresión y visitamos el Montasterio de la Buenafuente del Sistal, con una fuente dentro de la iglesia. En El Puente de San Pedro se juntan el Gallo y el Tajo y ahí, por una senda forestal, en paralelo al río, un viaje entre encinas, enebros, pinos y sabinas nos lleva a la laguna de Taravilla. Visitamos Zaorejas (plaza molinesa con fuente, balcones de rejería), Chequilla (con una plaza de toros entre las peñas), Checa (fuentes, cascadas y puentes), Arbeteta (su castillo encima de una roca, su Mambrú en el campanario de la iglesia), Ocentejo (migas y cordero asado en el simpático restaurante Alegre) y el Hundido de Armallones (desfiladero formado a consecuencia del terremoto que asoló Lisboa en el siglo XVI y que se sintió en el Alto Tajo, produciendo la caída sobre el cauce del río de un estrato de la montaña). Buitres, abejarucos, herrerillos, chovas piquigualda y picos picapinos pusieron la banda sonora maravillosa a nuestra excursión.

7 comentarios:

pe-jota dijo...

Cultura, historia y naturaleza, alejados de cualquier contaminación, un vía para el reencuentro personal y reconciliarse con uno mismo y con la humanidad.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Conozco esa zona y es una delicia. Te lo habrás pasado bien, seguro.

emor55 dijo...

Nosotros también estuvimos por esa zona casualmente y subrayo punto por punto lo que dices. Muy recomendable subir al al mirador en el Santuario de N.S. de la Hoz; allí arriba un amigo zoologo nos enseñó un nido buitre entre las paredes de roca con un ejemplar en él; la vista de la hoz impresionante. Muy buenas las fotos.

milunae dijo...

Yo conozco la zona: buen paisaje, buena comida, arte... y si llevas buena compañía el no va más. Entre las aves que amenizan el camino también está la polla de agua...

Justo dijo...

Veo que has aprovechado el viaje para renovar las ilustraciones. Contemplándolas me hago una idea de lo bellos que son los parajes donde habéis estado.

María Narro dijo...

uyyyyyyyy qué carne de gallina!!!

de Ocentejo a mi pueblo hay un paso, soy de por allí aunque vivo en Guada.

Inolvidable alto Tajo ¿verdad?

un beso.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Madre mía, que plan más envidiable....Preciosas visitas, viandas y lugares. La verdad es que es una ruta que me gustaría hacer, aunque hay otra que por lo visto es impresionante tb. que es la del Duero navegable y eso...Creo que es alucinante...Por cierto, aunque no sé mucho de bichos, creo que son "abejarucos" con una erre nada más, preciosos pájaros jaspeados de colores, que parece que en los ojos llevan un antifaz.
La verdad, que sacar tiempo para hacer viajes así merece la pena.
Un gran abrazo.