miércoles, 21 de mayo de 2008

La emperatriz del sol

(Indu Sundaresan, 442 páginas). La vida de la emperatriz de la India Nur Yahan (1577-1645), esposa nº 20 de Yahangir, hijo del gran Akbar, en mitad del esplendor del imperio mogol en la ciudad de Agra. A pesar de que fue una mujer poderosa en un mundo de hombres, que firmaba edictos reales y que fue la primera que acuñó monedas con su rostro, ha pasado a la historia como "la tía de Mumtaz Mahal, la que está enterrada en el Taj Mahal". Nur Yahan vino con su padre Ghias Beg desde Persia y cuando éste entró a formar parte del imperio como tesorero, las ambiciones de la chica no tuvieron límite: como quiera que tenía una hija de su anterior matrimonio con un soldado asesinado por complot, removió todos los entresijos de la corte para casarla con un príncipe (el casting de los candidatos iba cambiando según se veía que podían heredar el trono). Cuando sus padres murieron les construyó un mausoleo. Para ello diseñó un edificio cuadrado de mármol blanco con 4 torres octogonales y aleros gruesos y afilados en lo alto, llenando espacios con jaspe, coralina, topacio, ónice y lapislázilu. Como se equivocó de príncipe heredero, madre e hija, exiliadas en Lahore, se enteran de que su obra de arte iba a ser la inspiración del famoso Monumento al Amor. Nur Yahan (Luz del Mundo) tenía un caracter fuerte, de mujer guerrera en un mundo de conspiraciones e intereses.

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué magnífica historia. Qué tiempos aquellos.

Reggis FraPe dijo...

En la historia nos encontramos con mujeres verdaderamente admirables...Elizabeth I, Cleopatra, La Emperatriz del sol..

No es lindo que hay muejeres en el mundo???

Un Beso La Reggis

pe-jota dijo...

Las pequeñas grandes historias que han tejido la historia.

jordicine dijo...

A mí, como a Reggis Frape, también me ha recordado un poco a Elizabeth. Un abrazo y hasta pronto.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Interesante historia, parece una muy recomendable lectura.
Un abrazo.

POMELITO dijo...

Tus fotos sos preciosas! Vos las tomas? Si es asi, te felicito..
Saludos

Capri c'est fini dijo...

Para que te hagan un mauseleo como el Taj Mahal debes ser una mujer de impresión... bonita historia. Un abrazo.