miércoles, 30 de septiembre de 2009

El secreto de sus ojos

Intriga. Misterio. Amor. Crimen. Actores protagonistas guapos y secundarios eficaces. Decorados fabulosos. Manejo de la cámara elegante. Historia que viaja en el tiempo y que busca en el pasado las respuestas al presente. Una película que lo tiene todo: buen gusto, ritmo, delicadeza, humor, suspense. Juan José Campanella (Buenos Aires, 1959) estudió cine en los Estados Unidos y debutó con El niño que gritó puta, además de permitir que Aitana Sánchez Gijón fuera cantante en Y llegó el amor. En 2001 firmó El hijo de la novia, que fue un auténtico éxito mundial, catapultando a su actor protagonista, Ricardo Darín. Desde entonces alterna sus películas argentinas con la dirección de capítulos para series (Rockefeller Plaza o House). El secreto de sus ojos es la historia de Benjamín Espósito (Ricardo Darín), jubilado de un juzgado que decide escribir una novela sobre un crimen no resuelto que le obsesionó en 1974. Para ello decide volver a ver a Irene Menéndez Hastings (Soledad Villamil). Además de las pruebas archivadas, hay un conflicto sentimental entre ellos no aclarado. Y un plano secuencia maravilloso que va desde una toma aérea de un campo de fútbol hasta el primer plano de la cara sobre el césped de un hombre al que buscan. Película recomendable para todo tipo de público, sales del cine con un buen sabor de boca.

13 comentarios:

molano dijo...

Muy apetecible. Además, hace tiempo que no veo cine argentino. Ni a Darin.

Justo dijo...

El hijo de la novia fue un auténtico fenómeno en España, y eso que se estrenó sin apenas promoción.. recuerdo que hicieron estadísticas y salió que en una ciudad como Zaragoza una de cada cuatro o cinco personas, creo recordar, la había visto en las salas.

jordicine dijo...

Completamente de acuerdo. Podemos cambiar de todo... menos de equipo de fútbol. Por cierto, en el campo citan a un jugador Brindisi, que fue entrenador del Espanyol de Barcelona. Gran Rácing de Avellaneda y gran película.

Mery dijo...

Precisamente fuí a verla ayer y es tal como dices: una delicia.

La pareja protagonista y el director ya brillaron juntos en otra película, hace ya diez años: "El mismo amor, la misma lluvia". Otra recomendación que me permito asomar en tu blog.

Un abrazo

Uno dijo...

Excelente tandem Campanella y Darín. Seguro que les quedó relinda.

Aventurer@ dijo...

Me apetecía ver una película de Campanella... Es una historia apasionante mezclada con muchos ingredientes que hace que mantenga el interés hasta el final...
Un buen guión elaborado protagonizada por excelentes actores.

senses or nonsenses dijo...

jo, El niño que gritó puta, peliculón, ...qué miedo me dio!!!
ha sido la gran cagada del festival de san sebastián, no incluirla en el palmarés. si no la concha de oro, al menos el mejor actor para r.darín.

un abrazo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

"El niño que gritó puta" es fabulosa, y lo mismo "El hijo de la novia" (memorable Norma Aleandro haciendo de mami desmemoriada, memorables todos, y excelente peli). La voy a ver, todo el mundo la pone por las nubes, dicen que es lo mejor que hay en la cartelera, aunque voy a ver cómo me organizo, porque estoy metido otra vez en una espiral de obras de aquí a Noviembre (te acuerdas de la famosa cornisa...van a arreglar todo lo que falta).
Besotes.

CRISTINA dijo...

Como dice Mery, yo creo que esta pareja en "El mismo amor la misma lluvia", están geniales.
En esta película no me dan el mismo buen rollo, pero iré a verlos, claro.

Saludos

pe-jota dijo...

La gran perdedora de San Sebastián, y sin embargo tan sugerente y tan atractiva, lo cual viene a demostrarnos que no siempre los galardones son equitativos y hacen justicia, aún más en el mundo del cine, en el que parece que el ex aequo no exista.

La Dama Se Esconde dijo...

Es maravillosa esa sensación al salir del cine.

Gracias por dejar un comentario en mi blog.

Volveré por aquí, me ha gustado.

William De Baskerville dijo...

He leido solo cosas buenas sobre esta pelicula (intentare verla antes que me la quiten).




El salir del cine con ese sabor es un placer que desgraciadamente se da poco, con la ultima que salí asi fué con la nueva de Allen y con Agora hipnotizado.

Saludos!.

senses or nonsenses dijo...

me ha encantado!!!