jueves, 3 de septiembre de 2009

Mapa de los sonidos de Tokio

El ruido que se hace al sorber esos fideos japoneses flotando en una sopa con tropezones podría ser perfectamente uno de los sonidos de Tokio que el personaje narrador de esta película está obsesionado con grabar. Esta es una historia de un encuentro entre una chica que trabaja en el mercado de pescado y un chico que tiene una tienda de vinos españoles. Ella es Ryu (Kinko Kikuchi, que salía en Babel), y él es David (Sergi López, que estaba impresionante en El laberinto del fauno). Total, que la mujer de David se suicida y el suegro le echa la culpa, con lo que decide contratar a una asesina a sueldo, que resulta ser el otro empleo de Ryu, para acabar con él. Pero, ay, las cosas se enredan y la operación venganza se complica. Vamos a ver, esto es Tokio, una ciudad donde hay hoteles con habitaciones que imitan el metro de París, donde los ejecutivos comen sushi colocado en el cuerpo de mujeres desnudas, donde las chicas llevan colgantes en los móviles que duplican su peso, donde la gente va a merendar a los cementerios. Isabel Coixet (Barcelona, 1962) obtuvo en 2006 cuatro goyas por la fascinante La vida secreta de las palabras (entre ellos, mejor película y dirección) y es una referencia del cine español en el mundo, con sus imágenes poéticas, misteriosas, enigmáticas y con una factura visual muy poderosa. Muy buena película.

10 comentarios:

Justo dijo...

Isabel Coixet, una directora interesante, apasionada. Siempre la he defendido. De ella prefiero sobre todo Mi vida sin mí, pero también otras.

Por eso fui a ver los Mapas sin prejuicios, ignorando los varapalos que le dieron en Cannes, por todos lados. Pero...no puedorrrr, lo siento. Mi juicio sería justo el opuesto al tuyo: una mala película, impostada, que imita malamente los estilos de otros -WKW, Ang Lee, la Coppola, hasta aquella película que se llamaba Una relación pornográfica, tb con Sergi-, que se queda en tarjeta postal de Tokio -y de Barcelona, pque la Generalitat pone pelas-... y no digo más, porque me duele criticarla tanto.

Uno dijo...

Ya sabes lo que opino de esta película. No se si has visto mi respuesta a tu comentario. Casualmente, como Justo, yo también mencionaba "Una relación pornográfica". Esencialmente, comparto su opinión sobre la película y su admiración por Isabel.

jordicine dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Coixet es diferente y todo lo que hace tiene sentido. Un abrazo.

Aventurer@ dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Justo, precisamente fui a verla ayer y, aunque ya me esperaba el estilo "Coixet" puedo decir que la pelicula se queda simplemente una postal superflua de Japon y los japoneses, es, decir, no tiene idea de lo que es Japón, como suelecon un guión penoso y unos personajes inconexos e incongruentes. Y las escenas de sexo, no comment... Coixet cada vez se parece más a Garci, jajah!

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Yo creo que la Coixet se ha colado y bien con esta película. Pero compararla con Garci.. bueno, sólo espero que la pobre no haya leído el cruel (lo digo con simpatía) comentario de Aventurera.
Saludos.

Lola Mariné dijo...

Esta pelicula no me atrae demasiado. Me gustaba la Coixet de sus primeras peliculas, pero me parece que ultimamente se ha puesto demasiado "estupenda".
Y por los comentarios que leo...

pe-jota dijo...

Una que hay que ver, así de categórico me muestro ante este estreno.

William De Baskerville dijo...

La sinopsis es atractiva, no habia leido mucho aún sobre ella. La Vida secreta me encantó, me gustaria repasarla de nuevo. Me gustó mucho tambien la historia que Coixet prestaba para "Paris Jé T`aime" me llegó.
Cuando vi el poster de los mapas en el "Cinexim" me hipnotizaron sus colores.

Abrzo!.

Capri c'est fini dijo...

Bueno, al menos alguien que ha salido gustoso de ver "Mapa de los sonidos...". Iré a verla, ya me pica la curiosidad.

Un abrazo.

Camy dijo...

Creo que he perdido el comentario... te decía que me gusta mucho Isabel Coixet, que conozco prácticamente todo su cine, no me entusiasmó en Elegy, sí en La vida secreta de las palabras y las primeras... Está la veré y ya muy pronto. Seguro que me satisface en más de cinco minutos. Es un cine el suyo, intimista, diferente y en mí, crea adicción.

un beso