lunes, 23 de junio de 2008

Valverde de los Arroyos

Situado en la ruta de los pueblos negros (por el uso de pizarra en sus construcciones) en el norte de Guadalajara, en la falda del pico Ocejón, es uno de los pueblos más curiosos que he visitado últimamente. Los coches tienen prohibida su entrada, con lo que el paseo por sus calles y plazas escuchando el murmullo de sus fuentes es toda una delicia. Por lo visto, diez días despúes del Corpus tienen una fiesta que se remonta al siglo XVII llamada La Botarga, donde 8 danzantes ataviados con unos pantalones blancos con puntillas, un mantón de manila atado a la cintura y un gorro alto con adornos florales, se mueven al ritmo que marca el botarga, que lleva un traje de chaqueta de colores chillones y toca una especia de flauta hecha con el cañón de una antigua escopeta. Comimos en el mesón Los Cantos, tras la Iglesia, donde nos sirvieron croquetas, torreznos, chorizo, morcilla, oreja y gambones de aperitivo y cabrito asado con ensalada de plato principal. Una tarta de chocolate con nueces y un rioja Ramón Bilbao alegraron la fiesta. Para rebajar la comida, nada mejor que caminar 30 minutos hasta la Chorrera de Despeñalagua, una cascada de 80 metros a la que se llega al final de una senda entre carrascas y sabinas. Cerca de allí está el Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra. En fín, el campo y las comilonas, fórmula perfecta de felicidad.

7 comentarios:

pe-jota dijo...

Regustos del pasado y de lo que nos es propio, es cuando te encuentras en esas circunstancias cunado te das cuenta de lo que hemos perdido por el camino.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No lo conozco, así que me apunto la sugerencia.

Senses & Nonsenses dijo...

la vida es como un largo río tranquilo... (me ha salido la vena cinéfila). o debería serlo.
necesitamos parar. encontrar de nuevo tiempo para escuchar las fuentes, oler la tierra, ver las estrellas.
el fin de semana ideal: CCC, campo, cenas y buena compañía.

un abrazo.

Justo dijo...

Anda que.. a estas horas -las dos y cinco del mediodía- me ha entrado un hambre tremenda.. ¡torreznos!

Parece un enclave maravilloso, aunque sobre la fiesta de la Botarga me ha quedado una duda: ¿sólo participan esos ocho bailarines?

¿De dónde son las fotos que tienes ahora en la página? Son increíbles

Reggis FraPe dijo...

Huy que rico se antoja pasearse por ahi, claro de la mano de alguien especial...

Saludos

fire dijo...

lo describes precioso..pero yo necesito ver algunas imagenes que satisfagan mi curiosidad..
asi ke me voy a google aver que encuentro...

un besito deme

bardinda dijo...

Leñe que envidia no sólo por el paseo sino también por la comida.
Un saludin