jueves, 12 de junio de 2008

La Violeta

Es una de mis tiendas favoritas de Madrid (por su olor y su decoración). Lleva vendiendo dulces desde 1915, es un comercio muy pequeño pero elegante, situado en la Plaza de Canalejas,6, una plazoleta que acababa por entonces de renovar su fisonomía. Fue en los bajos de uno de sus sofisticados edificios donde se abrió esta bombonería que exhibía en sus vitrinas botes de caramelos, bombones y frutas en almíbar. Pues desde entonces, todo sigue exactamente igual: tienen frutas glaseadas, gominolas, marrón glasé y sobre todo, la especialidad de la casa, las violetas, el caramelo de Madrid, con forma de flor y de color lila que te los venden en sencillas cajitas de cartón (pero muy finamente adornadas con lazo), o de cristal o porcelana. También las venden naturales escarchadas en azúcar, que por lo visto tienen propiedades positivas para las vías respiratorias. Me gusta la fachada de la tienda, de madera, con ese aire antiguo de los dos escaparates ovalados a los lados y lo chiquitita que es por dentro: en cuanto entran cuatro personas ya hay una que estorba. Caramelos de violeta los encontrareis en muchas otras tiendas y comercios, pero vale la pena entrar aquí (si cabeis) y sentir una experiencia de un siglo de vida.

15 comentarios:

Gregorio dijo...

¡Qué bombonería tan hermosa! Me encantaría probar los caramelos de violeta—es como el perfume para las papilas gustativas.

nemesio dijo...

¿Sigues empeñado en que engordemos?o ¿lo que pretendes es endulzarnos la existencia?. Seguro que es esto último.
Gracias.
P.D. Felicidades por tu mención en "El Pais"
De Neme para Deme.

Mery dijo...

Si, conozco la tiendecita. Por no sé qué extraña razón, acudo a ella siempre rondando la Navidad. Costumbres...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ah, qué tentación.

pe-jota dijo...

Esta vez sí que coincidimos, ya que siempre que voy a Madrid me paso por la tiendecita a comprar mi cajita de violetas.

fire dijo...

faltó la imagen de la fachada de madera...
tiene que ser muy bonita..
me recordases a La pilarica..
es un sitio de jaen parecido..
tambien venden violetas...recuerdo que me las compraba mi abuelo..
que recuerdos que traistes amigo..
un beso

jordicine dijo...

No los he probado nunca. A ver si encuentro. Un abrazo.

Chúcaro dijo...

Anotado para mi próximo raid madrileño.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el éxito de tu blog. Todo lo que haces lo haces bien. Estamos muy orgullosos de tí. Espero que nos traigas una cajita de violetas para celebrarlo.
Besos... Mari

Petirrojo dijo...

Pavarotti, Sugarhill Gang, Sigur Rós, Amiina, Motörhead, La Casa Azul, King Crimson... No sé me ocurre otra manera de demostrar mi alegría por el éxito de tu blog que compartir contigo mis últimas y más agradables experiencias musicales, al plato y al lector digital.

Reggis FraPe dijo...

Caramelos de Violeta????

Huy que rico se me ha hecho agua la boca....mmm.

Que envidia que la tienda este por allá

Saludos

Ada dijo...

Esos caramelos me recuerdan a mi padre. Trabajaba en un Laboratorio y por alguna razón que desconozco tenían bolsidas de caramelos de sabores para obsequiar a los clientes.

Los había de todos los colores y sabores y entre ellos estaban los de violeta que para mí resultaban muy singulares.

Hace no mucho me enteré que eran típicos en Madrid.

Me traen buenos recuerdos.

Gracias Deme

GABY dijo...

que se me acaba de apetecer... unos ricos duraznos en almíbar, bombones, caramelos... cual nena chiquita!

besitos!

Justo dijo...

¡Desde luego me acomplejas!
Paso por Canalejas a diario,reservo habitaciones para mis compas de trabajo en el hotel Asturias, hago fotocopias en la tienda grande que hay allí.. me pilla también camino de la Filmoteca.. y nunca he reparado en La Violeta, con lo que me gusta a mí ese nombre.
Hacemos una cosa: mañana me fijo y te comento..

Un abrazo

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Mítica y pequeñísima tienda, no me extraña que Justo no reparara en ella, porque a la vez que es muy famosa, ocupa un rinconcito, bastante pequeño (pero muy coqueto) junto a una tienda de ropa, creo recordar...en Canalejas.
Aunque no las he comprado directamente, sí que he probado las violetas (alomejor en algún regalo, no recuerdo) y son caramelos buenos y artesanales de verdad.
Un abrazo