martes, 3 de junio de 2008

Cacao Sampaka

Para las culturas precolombinas, el cacao era un regalo de los dioses, unas pequeñas nueces de forma ovalada y color marrón, con la que preparaban una bebida energizante llamada xocolatl. Como tantas otras cosas lo descubrió Colón cuando se lo ofrecieron en la isla de Guanja, Moctezuma se lo sirvió en copa de oro a Cortés y fueron unos monjes españoles los que lo trajeron a Europa y fue, poco a poco, popularizado en la corte de Carlos V y através de la infanta María Teresa, la mujer del rey francés Luis XIV, el rey Sol. Uno de los templos chocolateros de Madrid hoy día está en la calle Orellana, 4. Se trata de una tienda que debe su nombre a una plantación de Guinea Ecuatorial, viene de Barcelona y ya está en otras ciudades y venden colecciones de bombones hasta de 8 tipos (orígenes de países, frutos secos, especias de América -vainilla o azafrán-, flores y hierbas -violeta o tomillo-, vinos y licores, frutas, trufas e innovaciones gastronómicas -vinagre de módena o aceituna negra-). Tienen tabletas de cacao puro desde un 31 a un 100%, procedente de Venezuela, Madagascar o Ecuador. Lo tienen con mezcla de gin tonic, pimienta o mora. Y te lo puedes llevar como mermelada, crema para untar, salsas, helados, con maíz o arroz inflado y con palitos de naranja amarga. Una dulce tentación a la que hay que sucumbir irremediablemente y sin complejos.

14 comentarios:

jordicine dijo...

Tú lo has dicho. Dulce tentación... e irresistible? Un abrazo y hasta pronto.

Leo dijo...

Deme, los temas de tus textos son interesantes. Me encanta el chocolate y a mi mujer más que a mí, pero procuramos no excedernos. Tu post me ha dado un hambre que te...., así que me pongo a cenar ahora mismo.
Gracias por tu paso por mi patio, y por la Babucha de mis amigos. Gracias por tu comentario, también.
Un saludo, espero visitarte más a menudo, a sí que te abro un vínculo, ok?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Esto sí es un elixir de los dioses.

Senses & Nonsenses dijo...

me apunto.
y es afrodisíaco, no?

un abrazo.

Gregorio dijo...

¡Wow! El Cacao Sampaka es como un museo del chocolate. Me encantaría probar de los bombones con el vinagre de módena o aceituna negra.

fire dijo...

Me pones los dientes larguisimos...y una vez mas , se pone de manifiesto las limitaciones de mi pequeña ciudad que no tiene ná de ná de estas pequeñas maravillas..
ains...
que cruz...¡¡
:-(

Felipe Sérvulo dijo...

Siempre es interesante pasar por aquí.
Abrazos.

JAVI DE JAEN dijo...

Gracias por visitar mi blog.
Por cierto, habrá que pasar por esa tienda...
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola Deme nos encanta el cacao Sampaka, a ver si algún miércoles te dignas en traernos un poco Eva y Carmelo.

pe-jota dijo...

Dulces tentaciones y no precisamente light, jejejeje, sabías que se dice que el chocolate es afrodisiaco, jejejeje, y que originariamente era picante, ya que lo mezclaban con chile.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Afrodisíaco y poderoso anti-depresivo también. Habrá que darse una vuelta por la tienda.
Hombre los atracones son malos, pero un trozo de chocolate siempre es excelente: a mí me gusta negro y algo amargo, con un sorbito de leche o café. Me encanta. Soporto todas las mezclas posibles (he llegado a probar hace poco un chocolate negro relleno de chile picante, veo que lo comenta Pe-Jota también), menos las mezclas con menta: no puedo, no sé porqué. En concreto los "AfterEight" fatal, puagg! Pero cualquier otro...muy recomendable...con moderación:-)
Abrazos.

nemesio dijo...

Deme,voy a la nevera a por un poco, pero.... ¿es el momento oportuno para este comentario? ¿sabes en que mes estamos?, es el mes en le que empieza la operación "bikini". Bueno, espezaremos mañana.
Un abrazo
Neme

Belén dijo...

Madre mía, y acabo de desayunar...

Gracias por la firma, llego tarde pero llego...

Besicos

Capri c'est fini dijo...

Hummmmm qué rico, aunque lo prefiero negro y amargo que con leche y azucarado... conozco a gente que se lo tienen que quitar como se quitan los enganchados, pasando mono y todo. Apuntaré el lugar para echar un vistazo. Un abrazo.