miércoles, 3 de noviembre de 2010

Inés y la alegría

En octubre de 1944, cuatro mil hombres del ejército de la Unión Nacional (republicanos) cruzaron los Pirineos e invadieron el valle de Arán y, junto con otros cuatro mil que habían ido pasando desde hacía unos meses por otros puntos de la frontera, quisieron liberar a España de una dictadura fascista. Pero no lo lograron. Esta circunstancia histórica y una aventura de amor y supervivencia entre el guerrrillero Galán y la cocinera Inés constituyen el núcleo de la nueva novela de Almudena Grandes (Madrid, 1960). La huída de un Madrid inaguantable, el refugio en un Toulouse acogedor y el regreso a una España irreconocible son las etapas por las que tienen que avanzar unos personajes que se mueven entre su convicción de liberar el país al que aman y el miedo a perder la vida en cualquier momento. Con un esquema narrativo en el que hay saltos temporales y puntos de vista de los dos personajes centrales, la novela también es un compendio documentado de históricos del Partido Comunista: Jesús Monzón y Dolores Ibárruri se entremezclan en la ficción como dos personajes más. Y es Inés la que habla sobre el capitán que huele a madera y tabaco, a clavo y jabón: "La repentina conciencia del peligro, la posibilidad de que aquella cuenta atrás no estuviera descontando días del triunfo definitivo, sino de una derrota que aún no sería la última, no enturbiaba nada de lo que estaba sucediendo entre nosotros".

5 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Bueno pero ¿que tal? no nos dices que te ha parecido.

senses and nonsenses dijo...

otra historia desconocida, al menos para mí, de nuestro pasado más reciente.
adoro a la Grandes, no me cansaré de repetirlo. aún sigo con El corazón helado, voy lento, muy lento. pero leeré a Inés. para cuando la termine seguro que ya ha escrito todas sus novelas ejemplares.

un abrazo.

Uno dijo...

Tengo una cierta saturación con la guerra civil.

pe-jota dijo...

Esta ya la tenía apuntada, al igual que Senses ahora estoy con "El corazón helado"

LU dijo...

Mi escritora favorita. El libro lo leeré en Navidades. Difícil superar el listón tan alto que marcó con El corazón helado, una joya. ¿Éste te ha gustado?

Biquiños