miércoles, 10 de marzo de 2010

La Sanabresa

Desde 1964, en la calle Amor de Dios, 12, sirviendo comidas estupendas a precio módico. Nosotros nos decidimos por el menú de 9,50 euros (a elegir entre unas 10 opciones) que consistía en: berenjenas rebozadas (especialidad de la casa) y crema de legumbres de primero, lacón a la gallega y croquetas de pollo de segundo, para finalizar con tarta de Santiago y crema de yogur de postre. Si pides vino, te ponen uno de Zamora, llamado Las Chanas, que está ríquísimo. Si te quieres gastar algún euro más, también hay otros menús de 10,50, 15 y 25. Por lo demás, en la carta conté unos 160 platos: ensaladilla rusa, habas con jamón, coliflor rehogada, pochas con gambas, sopa castellana, crema de calabacín, pote sanabrés, pisto manchego, revuelto de ajetes, lubina a la espalda, calamares en su tinta, boquerones rebozados, bacalao con tomate, solomillo ternera a la pimienta, churrasco de la casa, filete de hígado encebollado, entrecot de choto, albóndigas en salsa, codillo asado, tarta de orujo, cuajada con miel, arroz con leche, natillas caseras... Situado en el corazón del Barrio de las Letras, la clientela la forman trabajadores, vecinos, actores y bailarines (hay una escuela al lado). "La Sanabresa es un restaurante que si conoces, repites. No tiene grandes lujos pero en cuanto a la comida es un 5 tenedores", dicen en su web.

7 comentarios:

Uno dijo...

Hace un siglo que no lo piso pero veo que sigue siendo el de siempre. Menos mal que estás tu para recordarnos las buenas costumbres.
Un abrazo

Champy dijo...

5 tenedores?

Cuantos tiempos?

Huele delicioso.

2046

Xavier dijo...

El comer nunca tendría que ver o ser un lujo. El placer de un buen paladeo es tan simple como comer un tomate que sepa a eso, “tomate”. Cuando la manipulación de los alimentos convierte los ingredientes en un manjar eso es pura gloria.
Tus entradas gastronómicas iluminan mi repertorio de menús diarios e intento, a veces con acierto, enriquecer la mesa. ¿ Que es el pote sanabrés?, Deme pásame la receta.
Siento no poder entrar a comentar mas tus entradas, el maldito reloj (hambriento el cabrón y sin nada de paladar) me arrebata los minutos que me gustaría destinar a (eso si que es un lujo) dialogar con los blogueros que intento seguir.
Un sabroso abrazo, compañero.

senses or nonsenses dijo...

sólo por el precio ya se puede ir a probar, que me costaría mucho encontrar algo tan barato por aquí, y si encima es bueno, mucho mejor.
bon appetit.

un abrazo.

Gata Vagabunda dijo...

Por curiosidad, ¿cómo es el pote sanabrés?

pe-jota dijo...

Es como estar en casa, todo muy casero, algo que hoy en día abunda poco, así que debe ser una gozada.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Pues he estado, me llamaba la atención los cuatro ó cinco precios, pregunté si los platos ó las raciones eran mayores, pero no, es por el contenido, la vajilla es igual...Estuve unos minutos dudando entre 10'50 y 15: con filete o pescado bueno es más 15...Se come bien, tiene la clientela asegurada, porque los flamencos pá dar taconazos necesitan mucha fuerza del día. Es un clásico.
Besotes