miércoles, 13 de mayo de 2009

Un Madrid literario

Desde siempre, los escritores se fijaron en esta ciudad: Lope de Vega, Mesonero Romanos, Larra, Galdós, Azorín. "¡Madrid, Madrid!, qué bien tu nombre suena, rompeolas de todas las Españas" (Machado). El que huele a sol por las mañanas (Arturo Barea) y el absurdo, brillante y hambriento (Valle-Inclán). El que se divisa por el ventanal del café Gijón mientras piensa en Ítaca (Manuel Vicent) y el suburbial, triste y miserable (Baroja). El que habla como Arniches escribe porque, dicen, el madrileñismo no deja de ser una creación literaria. En el Museo de la Ciudad (Príncipe de Vergara, 140) hay una muestra de 100 imágenes de José Manuel Navia, un recorrido personal por una ciudad más soñada que auténtica, ya que dice que la fotografía no tiene nada que ver con la realidad, tiene que ver con la realidad del que la fotografía. Con ligeros apuntes de José Manuel Caballero Bonald, más extensos en el estupendo libro que edita Lunwerg, nos vamos acercando a las plazas, los bares, los edificios, las tiendas, los hoteles y esa Gran Vía de aires neoyorkinos. También con otras fotos más antiguas -68, procedentes del Museo de Historia del Ayuntamiento- (Laurent, Alfonso, Masats, Ontañón) somos invitados a la tertulia del café Pombo con Gómez de la Serna de 1932 y a la del café Lisboa con Benavente en 1918. Un Madrid lejano y cercano, vivo y presente.

7 comentarios:

Didac Valmon dijo...

Madrid literario...sí señor, hay tantos libros y tantos "madriles" he leído unos cuantos de los que mencionas, y siemre es nueva la visión.

CINEXIM dijo...

Me fascina Madrid: el Madrid de Los Austria, el de Perez Galdós, el de la Movida...y esto te lo dice un catalán, jejej
Oye tu ves mucho cine español nuevo, no???

pe-jota dijo...

Creo que el Café Gijón cumple años, este año ???

Mery dijo...

Madrid es una caja de Pandora plena de sospresas.
Con una buena mirada y una buena lengua, se le saca mucho partido, tienes toda la razón.
Un beso

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Yo en este momento quiero irme de Madrid, aunque la "loen" los escritores (¿Se dice la loen? Ni idea). Corrígeme ya, en plan "Pastora Soler" (que cantaba eso de "dámelo, dámelo ya, cosas güenas tiene hassan en los jardines de palacio", oy, me encanta esa canción). Quiero irme como Doña Paquita...Te cambio mi blog por tus fines de semana en los pueblos:-) Y no sé si quiero irme a Canarias a tumbarme en hamaca como las julais forty-forty, sun-glasses. Pero tengo forty-forty ya, claro, aunque me crea una senseless blondie, ¿Se dice así? Lo que pasa que me conservo pero...ayyy, la maldita primavera, que cantaba la Yuri:-)
Besotes.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=hN2l2QzWJpI
El lín de Pastora Soler, ¿Conoces la canción?
Abrazos.

Aventurer@ dijo...

Cuando voy a Madrid me encanta perderme por esos cafés literarios, algo que aquí, en Barcelona no tenemos.
Tengo envidia sana de ...
Madriz, Madriz, Madriz...
¡Viva ese chotisss! Y Feliz San Isidro!