miércoles, 8 de abril de 2009

Vals con Bashir

Las películas de animación ya no son lo que eran. Ahora los temas políticos y sociales encuentran una nueva vía de expresión y transmisión gracias a unos largometrajes elaborados con precisión artística y capacidad de comunicación. Ocurrió con Persépolis y ahora pasa con Vals con Bashir, película israelí que obtuvo el globo de oro a la mejor producción extranjera y fue nominada al oscar de habla no inglesa. Dirigida por Ari Folman es justamente la historia de su vida. Folman, cineasta judío autor de películas de ficción, animación y documentales, participó como soldado en la guerra Israel-Líbano de 1982, en la que una matanza de refugiados palestinos le causó tan honda impresión que durante veinte años no ha tenido recuerdos para rescatar y eso le ha producido un vacío mental tan grande que ha tenido que escribir esta película para recuperar su memoria. Así, como si de un documental al uso se tratara, Ari entrevista a testigos y compañeros de aquella época para que le cuenten las cosas como pasaron. Un soldado lanzando tiros en mitad de una calle, casi como bailando un vals, rodeado de posters de Bashir Gemayel (presidente del Líbano durante 20 días, asesinado por quienes no veían claro el acuerdo de paz con Israel) aparece como uno más de los episodios recuperados de aquella triste historia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pelicula impactante por lo que han tenido que recurrir a los dibujos animados para dar una ligera pincelada de lo que ocurrio alli

senses or nonsenses dijo...

iba a decir algo muy parecido...
la animación puede ser un método muy eficaz (y por lo leído así es) de re-presentación del "horror" que supone la "guerra".

un abrazo.

jordicine dijo...

Me gustó mucho. Y los dibujos son brutales. Un abrazo.

Madame X dijo...

Tengo ganas de verla. Aquellos episodios no son nada cómodos para la memoria de Isreal, por eso me parece interesantísimo el punto de vista de un soldado israelí implicado en el conflicto de aquellos días.