lunes, 9 de febrero de 2009

El curioso caso de Benjamin Button

Es una lástima que el mejor tramo de nuestra vida esté al principio y el peor al final. Cosas de este estilo pensó F. Scott Fitzgerald cuando escribió esta historia corta y la publicó en la revista Collier el 21 de mayo de 1922. Benjamin Button es un hombre que nace con 80 años al acabar la primera guerra mundial y muere siendo bebé un poco antes de que el huracán Katrina destroce Nueva Orleans. Es la licencia que se ha permitido el director David Fincher (Denver, 1962) para situarnos este cuento de realismo mágico en un tiempo y espacio que nos suene cercano (nosotros mismos). Protagonizada por Brad Pitt, que empieza viejo y acaba niño, y por Cate Blanchett, que sale jovencita y termina mayor, se da la circunstancia de que en los años sesenta del siglo pasado tienen más o menos la misma edad y su historia de amor es adecuada para el cruce de las edades. El mismo director de Seven o El club de la lucha (especialista en tensiones psicológicas, paranoias varias y fantasmas interiores del ser humano) es el encargado de orquestar este festival de la historia del siglo XX ayudado por unos maquillajes y efectos visuales excepcionales. Una reflexión sobre el paso del tiempo y una fábula sobre la muerte vista como un nuevo principio (a los viejos hay que ponerles pañales y cosas así). Sólo para quienes les gustó Forrest Gump (comparten guionista, Eric Roth).

8 comentarios:

Ada dijo...

Pues yo ésta la veo fijo, Deme. Es que Pitt es mi debilidad...
Besicos

Mery dijo...

He oído críticas para todos los gustos, así que la veré partiendo de cero y a ver qué pasa.
Un abrazo

jordicine dijo...

Estamos de acuerdo en todo. Un abrazo.

senses or nonsenses dijo...

me encanta david fincher. me gustan mucho las dos que mencionas, pero Zodiac me pareció de lo mejor del año pasado. con sabor a cine clásico del bueno. no sólo se le debió ocurrir a scott fitzgerald, tb jardiel poncela se hacía la misma pregunta en Cuatro corazones con freno y marcha atrás. no sé quién lo escribiría primero...

un abrazo.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

No sabía que estaba basado en una historia de Scott Fitzgerald, y eso es toda una garantía, a mí me apasiona. Ya sabiéndolo entonces seguro que la veo...Es verdad que en la obra de Jardiel Poncela es igualita la idea, hay varias pelis de ese estilo ("Cocoon" igual)...La idea es desdeluego original. Brad Pitt, la verdad, tiene ese problema un poco, de que no sabemos si es buen actor porque es tan guapo, o ser tan guapo, juega en su contra un poco, y no vemos al actor...¿Se caracteriza de viejecito, para que todos nos vayamos acostumbrando a ver que lo bueno se estropea? Ayyys, mejor no sigo por ahí:-)
Besotes.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No sé, esta película me da miedo, porque el relato me encantó. Probaremos.

CINEXIM dijo...

La tenemos pendiente de ver después que Fincher nos deleitara con Zodiac, superándose a sí mismo.
Releyendo un artículo acerca de Alien3 caí en la cuenta que su director fue también Fincher, del que parece que su carrera empezó con Seven.

Un abrazo

pe-jota dijo...

No puedo separar a F. Scott Fitzgerald del Gran Gatsby, un autor poco leído por aquí, pero que marcó y fue el símbolo de toda una época.