viernes, 26 de diciembre de 2008

Il divo

Giulio Andreotti (Roma, 1919) ha sido presidente del Consejo de Ministros italiano en tres etapas: los periodos 72-73, 76-79 y 89-92, con su partido de la Democracia Cristiana. En 1999 fue absuelto por casos de corrupción relacionados con la Mafia, pero sólo los posteriores a 1990, ya que los anteriores habían prescrito y no se podían juzgar. Este personaje siniestro, vestido siempre de oscuro, con andares como de muñeco y gesto imperturbable era lógico que se mereciera una película como ésta. El divino, como le llamaban, aparece genialmente retratado (o ironizado) por Toni Servillo (Nápoles, 1959), actor que vimos en otra película del director de ésta, Paolo Sorrentino, Las consecuencias del amor (donde hacía de correo mafioso). Éste actor ha sido justamente premiado este año con el Premio al Mejor Actor Europeo por sus trabajos en Il Divo y Gomorra (el encargado de llevar las basuras del norte a las tierras del sur). Como si de personajes de un guiñol caprichoso y extraño se tratara, Andreotti y los suyos se mueven por pasillos y palacios con espíritu operístico, tomando decisiones y firmando acuerdos con elementos siempre sospechosos. Cine político, retrata a una pieza del ajedrez italiano que ha caminado a salto de mata por los últimos años sin condena explícita alguna. Y también sale Fanny Ardant (un poco).

6 comentarios:

Belén dijo...

La verdad es que en Italia tienen una mina cinematográfica con la mafia, pero por desgracia la realidad siempre supera la ficción...

Besicos

senses or nonsenses dijo...

bueno, qué momento de esplendor el del cine italiano. después de tanto tiempo en crisis le viene muy bien este nuevo neorrealismo al cine italiano.

besos.

Justo dijo...

Por lo menos que haya algo bueno en el país, porque me temo -ojalá me equivoque- que está cada vez peor en todos los órdenes. ¿Qué le pasa a Italia? Según un amigo mío de allá, esta stanca, cansada. Mucho parece que está. Pero es cierto que el cine se está recuperando del declive absoluto que conoció tras la muerte de Pasolini, de lo cual me alegro mucho.

Las consecuencias del amor la vi en aquellas noches italianas que organizaba el Círculo. Me pareció muy original, difícil a veces de seguir.

Un abrazo, Deme, qué ganas tenía de hablar contigo, no doy abasto entre unas cosas y otras. Que pases unos días estupendos.

Casanova dijo...

A mì me encantò Il Divo ,mucho màs que Gomorra,y Tony Servilio es un estupendo actor napoletano que aùn vive en aquella ciudad.
Impresionante el tema central de la pelìcula,Pavane de Gabriel Faurè...
Andreotti no sòlo sigue vivo,como bien dice en la pelìcula,sino que es invitado a programas de TV
Andreotti es

eternohttp://www.youtube.com/watch?v=RSx1xQFwp84

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Me encantó. El cameo de Fanny Ardant está bien, tampoco es tan corto...hace como de mujer de un embajador. Hay dos personajes que me encantan, aparte, que son la actriz que encarna a la secretaria personal de Andreotti (sale también en "La Sconosciuta", es el ama de llaves a la que tiran por la escalera), y aunque también sale menos, la que hace de su mujer.
La escena de la Ardant y la secretaria, me parece buenísima, ella super preocupada, con los gestos que hacía Andreotti con las manos...y diciéndole:
"Si mueve los dedos y se los acaricia, es que lo que le está contando le interesa, y la conversación continuará...En cambio, si los para y cruza las manos (algo así), es que lo que le está contando ha dejado de interesarle, y la conversación terminará muy rápido..."
Y entonces la Ardant, pregunta enormemente preocupada:
-¿Y si dilata los ojos y deja las pupilas en blanco?
Y se queda la secretaria pensativa, hace un aparte, y contesta:
"-Ahhh, si hace eso, lo que significa no lo sabe nadie, ni yo..."
Es buenísimo.
A mi la peli me encantó, mucho más que "Gomorra". Es curioso, hay partes que me pareció un "The Queen" en latino, y de presis de república alla italiana, pero tiene un algo de recreación de personaje histórico similar: los detalles y fijación en los gestos, las miradas, el trabajo de imitación de voz y caracterización...
Tony Servillo está grandioso, grandioso.
Besotes.

Ada dijo...

Tomo nota. Lo malo es que tomo nota pero no encuentro el hueco para ir a verlas... Hijo, cuánto te cunde!!! ;)

Feliz año, Deme.