lunes, 22 de diciembre de 2008

Cantando bajo las balas

José Millán-Astray y Terreros (La Coruña,1879-Madrid,1954) fue el fundador de la Legión Española. En 1920 en Marruecos pierde un ojo y un brazo. El 12 de Octubre de 1936 tiene un altercado con Miguel de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en lo que vendría a ser el primer acto oficial del franquismo (aunque Franco no fue), ante proclamas tipo ¡Viva la muerte!, el rector le vino a decir: "Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha". Pues con un Millán-Astray salido de la tumba (sin ojo y sin brazo) y cantando como si de un cabaret furioso y de mala leche se tratara, Antonio Álamo (Córdoba,1964) uno de nuestros dramaturgos más inspirados (suya es también Yo, Satán-o un Vaticano entendido como multinacional con intereses que defender-) ha construido un esperpento cruel donde se luce el actor Adolfo Fernández (Sevilla, 1958, aunque educado teatralmente en el País Vasco, visto en la serie Policías y en Todos estamos invitados, cine) acompañado de un pianista . Dirige el tema Álvaro Lavín y esto sucede en el Teatro Valle-Inclán de Madrid.

6 comentarios:

jordicine dijo...

Pinta bien, la verdad. Un abrazo y buenas fiestas, EL DEME.

pon dijo...

Menos mal que no puede salir de su tumba.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, Adolfo Fernández es buenísimo, no le conocía por el nombre, pero lo he buscado, y es un actor muy bueno y muy guapo, le recuerdo de algunas pelis de Gómez Pereira...Es un actor que hace un tiempo está subiendo mucho y no para. No sabía que hacía teatro, y por lo que se ve bien...
Besotes.

Belén dijo...

Pues si tiene buena pinta si...

besicos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Este personaje tiene dentro varios géneros: el esperpento, la tragedia y la comedia bufa. Quizá el más exacto perteneciera al teatro de marionetas.

Justo dijo...

Es verdad, Adolfo Fernández es fabuloso, yo le sigo desde Policías y después le he visto en teatro.
Y con un pianista.. tiene que estar muy bien.

(Me encantan las fotos de Albarracín).