lunes, 1 de diciembre de 2008

Albarracín

Albarracín (Teruel) es uno de los conjuntos históricos más interesantes de España. Por allí han pasado visigodos, musulmanes y judíos. Pero un paseo por sus calles empinadas y empedradas es lo que convierte la visita en una experiencia única. Primero Orosia nos enseñó la ciudad en una visita guiada, nos hizo fijarnos en la inclinación de las paredes de las casas y nos aseguró que las vigas de madera estaban en perfecto estado. Luego subimos hasta las murallas, perfecto sistema defensivo en el siglo XIV. Hay que visitar el castillo, de le época árabe, donde han encontrando un curioso sistema de baños y luego, los cristianos, lo reconvirtieron en calefacción. La Torre de Doña Blanca, el Museo de Albarracín ( la historia de la ciudad) y el Museo Diocesano (con su famoso pez de roca y tapices) son interesantes. Comimos en Tiempo de Ensueño un menú degustación finísimo regado con vino Ventus (Bajo Aragón), pero también probamos en tabernas más populares delicias de Teruel (jamón), sopa de ajo en perol y migas con uvas. Visitamos la recién restaurada iglesia de Santiago y como era la hora de misa nos dejaron subir al campanario y ver a los mozos tocar. También compramos queso que hacen allí y probamos una almohábana, una especie de rosquilla muy jugosa. Al salir, nos acercamos al acueducto romano excavado en la roca . Y además nevaba, pero con intervalos de sol.

9 comentarios:

Casanova dijo...

Tengo muchas ganas de ir.Me apetece tapear y comer por allì ,como tù lo has hecho.Me encanta!

Belén dijo...

Y tanto que es bueno, si señor!

Besicos

Peon62 dijo...

El famoso pez de roca es: de cristal de roca

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

¡Ayyy! Yo quiero una almohábana, jo. Precioso tu publi-reportaje de Albarracín.
Besotes.

senses or nonsenses dijo...

y es que Teruel existe...
pues sí, jolines, qué bien te lo pasas, ;-)

un abrazo.

senses or nonsenses dijo...

y qué tal en BCN?

Ariel Luque dijo...

Voy apuntando estos lugares para visitarlos cuando vaya para allá. Un abrazo grande!

Ariel.

pe-jota dijo...

Hace tiempo estuve y es realmente precioso, no solo la villa de Albarracín sino también el entorno.

Ada dijo...

Jooo.. Deme, que reportaje más majo has hecho.

Yo estuve hace unos años (también es cierto que a mí me pilla cerca) y me pareció precioso. También es verdad que hacía un día muy bonito de sol.

Comimos a las afueras del pueblo y luego visitamos unas pinturas rupestres increibles que hay allí cerquita. Lo curioso es que había entre las pinturas había toros perfectamente realizados.

Besicos