viernes, 7 de marzo de 2008

No es país para viejos

"Mandé a un chico a la cámara de gas en Huntsville...". No había leído la novela en su momento, así que cuando fui a ver la película de Joel y Ethan Coen la primera vez no me enteré de nada. No daba crédito a la brutalidad y a la crudeza que me estaban lanzando desde la pantalla, todo era aridez y tristeza, asesinato tras asesinato, y los episodios narrativos en paralelo daba la sensación de inacabados. Luego ya he investigado sobre Cormac McCarthy. Es uno de los escritores más venerados por los estadounidenses actualmente, nacido en Providence, Rhode Island, en 1933. Sus novelas hablan de ese sur fronterizo y violento, a la manera de un Faulkner de ahora, personajes secundarios en moteles, caravanas, cafeterías, descampados, gasolineras y farmacias. Es el autor de "Todos los caballos bellos" y el año pasado ganó el Pulitzer. Aquí la cosa comienza con un cargamento de heroína, un maletín de dos millones de dólares y varios hombres muertos. Al descubridor de todo esto le acaba de visitar la Mala Suerte. Total, que la segunda vez me he enterado de un poco más y como ya estaba avisado del ritmo y del tono de la película, he podido situar mejor las distintas voces narrativas y entender cómo van convergiendo. Para que no me vuelva a pasar lo mismo, ya me he comprado "La carretera".

6 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Tendré en cuenta tus aclaraciones cuando vea la película. Gracias por pasarte por mi blog. Volveré por aquí.

Pedro Jorge dijo...

No te pierdas Fargo, aunque supongo que ya la has visto.

milunae dijo...

A mí me pareció muy lenta y la historia no demasiado original, otra cosa es como esté contada, bueno yo no soy una cinéfila y me pareció un poco pesadita. Besitos.

jordicine dijo...

Yo hice el comentario en mi blog en su día. Para mí es una película brutal... en todos los sentidos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

yo la fui a ver y me parecio tan aburrida, que a los 20 minutos me quede dormido....

El Deme dijo...

No es país para viejos debería titularse No es película para todos los públicos, ni siquiera con lo del Oscar.
O te apasiona o te aburre, no hay término medio.
PEDRO: Fargo es una película estupenda (Deliciosa Frances McDormand)