lunes, 16 de agosto de 2010

Sunshine Cleaning

Es el nombre de la empresa que montan las hermanas Lorkowski. Rose (que cría en solitario a un niño con mucha imaginación) y Norah (inestable y con facilidad para perder empleos). Se trata de un negocio que consiste en limpiar los lugares donde ha sucedido un crimen y se ha quedado todo perdido de sangre. Las relación entre las dos mujeres y las dificultades para llevar a cabo este curioso y peculiar trabajo, es la base de esta película interpretada por Amy Adams y Emily Blunt que firma la directora neozelandesa Christine Jeffs (Wellington, 1963) -que había dirigido antes Sylvia, sobre la vida de la poetisa norteamericana Sylvia Plath, que protagonizó Gwyneth Paltrow-. En este sentido, Sunshine Cleaning es una película sencilla, amable, sobre la vida cotidiana ambientada en Albuquerque, Estados Unidos, y analiza lo que la nueva aventura empresarial les aporta y cómo refuerza el vínculo familiar entre ellas y el padre (interpretado por Alan Arkin). Película indie en el sentido buen rollo, es un catálogo de momentos tragicómicos en los que las dos hermanas, además de luchar con sus trapos y desinfectantes, se tienen que enfrentar también con ese pasado en el perdieron a una madre ausente que sobrevuela durante toda la cinta.

4 comentarios:

Champy dijo...

Algo había leído por ahí al respecto... pero la verdad no le hice mucho caso.
Sylvia no me gustó.... o me pareció exagerada la reacción prodigada...

Ahora bien, estos temas "sencillos", cuando son tratados con sencillez y sin pretensiones, a mi me encantan. Además de que Emily me parece un talento digno de sguir, le apuesto a ella mucho en los años que vienen, y Alan Arkin es un histrión que garantiza todo, así que, ésta si la veo.

2046

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente.
Un trabajo que siempre tiene demanda...

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Menudo trabajito el de las hermanas..., un "tu pasas el Pronto y yo el paño" pero especializado.
Yo creo que con el calor estoy un poco más de comedias, pero igual la veo.
Medio vuelto de vacaciones, no sé si me volveré a ir unos días: no he conseguido arreglarme las cervicales del todo, pero sí que aún puedo nadar, y es más agradecido por el momento que encender un pc, al menos el mío: es un poco ya un trasto, y el ventilador se empeña de hacer de aire acondicionado caliente...
Veo entre las fotos que te has dado un paseo por la Paloma, debe estar todo Madrid por ahí...
Besotes.

Uno dijo...

La tengo en la lista. Este finde se me cruzó Philip Moris pero estoy en ello.