jueves, 19 de agosto de 2010

El silencio de Lorna

Jean-Pierre y Luc Dardenne son hermanos, belgas y directores de cine. En 1999 ganaron la Palma de Oro en Cannes con Rosetta y en 2005, otra vez, con El niño. Su filmografía está compuesta de títulos en los que retratan las clases populares problématicas (inmigrantes ilegales, la lucha por conseguir un trabajo, la rehabilitación social de los jóvenes delincuentes, la paternidad en la adolescencia). Ahora estrenan El silencio de Lorna, que logró el premio al mejor guión en Cannes 2008. Es la historia de Lorna (Arta Dobroshi), una albanesa en Lieja que tiene el sueño de abrir un bar con su novio. A propuesta de una red de mafia, accede a casarse con un chico con problemas de drogas (y de dinero) para poder conseguir la nacionalidad. Cuando le proponen un nuevo matrimonio para que un ruso, a su vez, logre ser belga, Lorna tiene que divorciarse o ser viuda. Entonces todos sus planes empiezan a derrumbarse. Los hermanos Dardenne ruedan sin efectos musicales, siguiendo a los personajes como por detrás, no hay demasiado diálogo, su estilo es tipo documental y por lo general, consiguen de actores poco profesionales unas interpretaciones llenas de veracidad.

4 comentarios:

Champy dijo...

Ellos han conseguido un estilo pleno e identificado, y por demás reconocido...no muy bien aceptado, pero creo que eso a ellos no les interesa.... al menos, eso indican con la continuidad lograda.

2046

Lola Mariné dijo...

Interesante.
Gracias por informarnos.
Saludos.

fritzio dijo...

Los hermanos Dardenne, o una ida al cine en tiempos de mejoras, y de obras. Inacabados, parecieran, y frescos trabajos que dan cuenta de una realidad que al final, por cuestiones éticas o de comodidad, no adoptamos, o no aceptamos, en aras del bien pensar, tan ideológico, tan jodido. Mentes lúcidas como las de este tándem deben persistir, subsistir y seguirnos dando la subversión nuestra de cada dos veranos, por lo menos. Saludos desde México.

Pongo a tu consideración una liga a un blog que tenia de algún modo, abandonado.

babel dijo...

Todavía no he podido ver esta película, he llegado hace solo unos días de vacaciones. Pero la verdad es que estando la cartelera de p. pena es una de las opciones más interesantes. Trataré de verla por algún medio, porque también es cierto que los belgas no son plato para todos los gustos, en este sentido lo tengo difícil para verla en el cine. Pero caer, cae seguro.

Calurosos saludos ;)