martes, 10 de noviembre de 2009

La soledad de los números primos

Hay números primos (los que sólo se pueden dividir por 1 y por ellos mismos) que, para colmo, sólo les separa un número par. Es decir, números que estando muy cerca (11 y 13 o 17 y 19) están condenados a no conocerse. Eso sucede también con las personas, con Alice y con Mattia, una chica y un chico que van llevando sus vidas en paralelo, que se caen bien, pero que el destino les pone en situaciones en las que no hay lugar para el otro. Se atraen, se gustan, pero las indecisiones les separan. Alice es coja por un accidente de esquí y trabaja en una tienda de fotografía. Mattia perdió a su hermana gemela en un parque y es profesor de matemáticas en el extranjero. Esta novela es la historia de dos soledades que se reconocen, pero que no se animan a juntarse. Cargando ambos con adolescencias difíciles, llenas de secretos y dobleces, han llegado a la madurez siendo unos extraños para sí mismos que, frente a frente, apenas tienen valor de decirse a la cara lo que sienten. Estupendo libro escrito por Paolo Giordano (Turín, 1982), es una novela que transcurre durante 24 años (de niños a adultos) y que a modo de escenas aisladas nos va retratanto el caracter, las manías, los miedos, la infelicidad y la mala suerte de dos personas que pueden ser cualquiera de nosotros.

11 comentarios:

jordicine dijo...

Escribí sobre él en su día. Me gusto mucho esta historia de amor... imposible? Está escrita con una sencillez máxima. Un libro altamente recomendable. Un abrazo, EL DEME.

Miguelo dijo...

muy interesante. aunque yo ahora estoy con 'elantris'

molano dijo...

Se yo de dos que les va a venir muy bien leerla.Dos regalos de navidad que lo mismo hacen un milagro.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, entonces encima es buena...Además del autor, que sólo hay que verlo en la contraportada, parece un modelo.
Entonces es un claro caso de escritor bueno guapo. Suele ser raro, porque hay escritores con caras interesantes, tal...pero es que el Giordano,...la madre del amor hermoso...
Yo te hacía por una nueva ruta viajera, por la Almu, y resulta que has estado entregado a la lectura...(por cierto, preciosas las nuevas fotos también).Pues tiene una pinta fenomenal, la novela, todo el argumento parece enormemente interesante, así que caerá en cuanto pueda.
Besotes.

Miguelo dijo...

hola! que te enlazo en mi blog ok? asi te visitos mas comodamente.

Lola Mariné dijo...

He oido hablar bien de esta novela. Otra para la lista.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Muy recomendable. Cada vez me siento más primo.

senses or nonsenses dijo...

mejor sentirse número primo, por único, que primo a secas...
no sé por qué, pero me acordé de la sucesión de números de Fibonacci, en la que cada número es la suma de los dos anteriores, es decir, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89... hasta el infinito.

un abrazo.

Antonio dijo...

Interesante. Muchas gracias por la información y te felicito por la comparación con los números primos. Últimamente he encontrado similitudes entres las personas y grupos sociales, con vectores y espacios vectoriales. Curioso.

Saludos.

Camy dijo...

Leí el libro cuando lo recomendó Jodicine y me gustó pese que en algún momento, ya de adultos, cuando el está en América, perdió algo de fuerza narrativa para mi gusto.
Está claro que la diferencia, marca para siempre y las circunstancias ayudan a marcar el destino de cada uno de nosotros.

pe-jota dijo...

Creo que Vulcano la estaba leyendo, y sin querer desmerecerte, creo que si ambos coincidís es porque vale la pena.