domingo, 18 de enero de 2009

Mi nombre es Harvey Milk

El 27 de noviembre de 1978, Dan White, concejal del ayuntamiento de San Francisco entró por una ventana y asesinó al alcalde Moscone y al concejal Milk porque no le gustaba nada el cambio que estaba tomando la política en la que se reconocían una serie de derechos civiles y que, sin duda, habrían de cambiar la historia. Harvey Milk había nacido en Nueva York en 1930. Cuando cumplió los 40 años se trasladó a vivir a San Francisco y montó una tienda de fotografía. Fue un luchador por los derechos de los gays y se presentó cuatro veces a las elecciones municipales hasta que finalmente obtuvo los votos suficientes para ser concejal de su distrito. Toda su carrera política es la lucha por conseguir la igualdad y el respeto de los homosexuales en sus puestos de trabajo y en su vida diaria. El documental de 1985 The Times of Harvey Milk, que obtuvo el oscar, le sirvió de referencia al director Gus Van Sant (Drugstore cowboy, Todo por un sueño, Elephant) para contar la vida y las ilusiones de un hombre corriente que con su esfuerzo y dedicación cambió la vida de mucha gente en todo el mundo. La interpretación de Sean Penn es perfecta, te olvidas del actor de Pena de muerte o Mystic river y te encuentras con la voz y el símbolo de alguien que con sus palabras inyectó esperanza, tolerancia y fe en el futuro.

10 comentarios:

mpons dijo...

Me muero de ganas por verla...

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Comedido, conciso y objetivo, as always. De la gran escuela de críticos de cine que ya no se ve en casi ningún sitio...
Sean Penn salvaje y excelente, con un "pero" (porompompero), exagera "ligeramente" la pluma de Milk (el personaje original no tenía ninguna, aunque si era excesivo y gesticulante por lo visto). No sé si es de ver los trailers del doblaje (la ví en V.O también), porque el doblaje castellano que le ponen ya es vergonzante: es tipo el actor de doblaje que ponen para "Priscilla", es como si todos los gays, por imperativos de distribución de las majors, tuvieran que tener la misma "plumilla" que una semi-locota: y eso me parece mal. Tanta pareja de hecho, tanta ley, tan liberales que somos, y en el doblaje no sabemos incorporar esos matices, por otro lado tan elementales: supongo que esa pluma se imposta para "orientar" al publico hetero que invade las salas, y para dejarles tranquilos, no vaya a ser que piensen que un gay hable "tan machote" como ellos: igual no le entenderían...
Besotes.

Peon62 dijo...

es una peli para verla con tu amigo, yo asi lo hice y disfrute un monton

Belén dijo...

Vaya biografía mas interesante si señor...

Igual me animo

Besicos

senses or nonsenses dijo...

siempre me ha gustado gus van sant, pero últimamente está inmenso.
además sean penn, el mejor o de los mejores de su generación.
ya te comentaré, pero las expectativas son altas, muy altas...

un abrazo.

jordicine dijo...

Caerá este fin de semana, espero. Por cierto, RIPLEY, felicidades por tu comentario. Me ha dejado impresionado. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tiene muy buena pinta este biopic, me lo apunto

pe-jota dijo...

Muchos armarios empezaron a destruirse con aquellas balas !!

fire dijo...

la vereeeeeeeeeeeeeee..
y si puedo....antes de que acabe la semana...
besos deme

jordicine dijo...

Ya la he visto. Sean Penn está magnífico. No sé si yo estaba demasiado cansado, pero la película se me hizo un pelín pesada. Un abrazo. Mejor 'Mil años de oración'. Fuí el viernes y salí del cine encantado. Un abrazo.