jueves, 24 de abril de 2008

Santa Maria Novella

Caminando por la calle Almirante de Madrid, a la altura del nº 6 llega un delicioso olor a jabón, a aceites perfumados, a cremas y champús, ¿qué es lo que hay en esta pequeña tienda?. Bueno, secretos del siglo XIII ni más ni menos, ya que es una sucursal de la famosa Officina Profumo-Farmacéutica di Santa Maria Novella, en la Via della Scala,16 en Florencia. Y es que adyacente a la plaza del nombre de la tienda, se encuentra una de las más antiguas farmacias del mundo, creada por las Frailes Dominicos poco despúes de 1221, cuando cultivaban sus huertas, usaban hierbas para fabricar medicamentos y pomadas para la enfermería del convento. No es hasta 1612 cuando se habre la farmacia al público y, en el siglo XIX pasa de la Iglesia al Estado y luego a un particular que la lanzó como empresa. Una de sus tradiciones más peculiares es el Acqua della Regina, esencia preparada para Caterina de Medici tras ser coronada reina de Francia. Hoy día tienen recetas antiguas: acqua di Melissa (digestión), Acqua & Pastiche (antihistérico, sedante para el sistema nervioso), licores estomacales, agua de colonia (ámbar, heno, magnolia, rosa, nardo, vainilla, verbena), jabón para hombres con olor a sándalo, agua calmante de hierbas para refrescar el cuerpo, crema para los pies, para las manos, gel de castañas para piernas cansadas...Cosas antiguas y modernas a la vez.

7 comentarios:

Felipe Sérvulo dijo...

Es una delicia leerte.
Abrazos

OLGUIS dijo...

muchas gracias por tu comentario.
saludos
olga

pe-jota dijo...

Dice mucho de ti este detalle, que para muchos pasa inadvertido, este milagro en medio de la jungla de asfalto.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces, al pasar por un local no sabes bien qué te hace volverte: suele ser un olor conocido o sorprendente.

Mery dijo...

Hace tiempo que no voy por Almirante pero tengo pendiente un paseo por allí, porque hay ciertas sospresas, como la que nos enseñas hoy, que no quiero perderme.
Gracias. Un abrazo

Justo dijo...

¡Gracias por la recomendación!
Fíjate que yo vivo muy muy cerca y ni siquiera había reparado: a veces no nos enteramos de lo que hay delante de nuestras narices.

Me pasaré; me ha hecho mucho gracia lo del gel de castaña para las piernas cansadas -de momento no se me cansan porque soy andarín, pero lo tendré en cuenta para tiempos peores-.
Un abrazo

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Me alegra que te gustara mi blog sobre Jaén, y espero que visites algún día esta bella ciudad. Mientras tanto aquí estamos para lo que quieras saber de ella. De paso felicitarte por tu blog y espero estar en contacto. Un saludo