domingo, 27 de abril de 2008

Un trabajo muy sucio

De Christopher Moore, 348 páginas. "Los fármacos y el perdón pueden convertir el morir en un momento gozoso: es como si los moribundos regresaran a la infancia y, como nada en el futuro importa, como no tiene uno que enseñarles a vivir, darles lecciones, forjar para ellos recuerdos prácticos y aplicables, puede extraerse toda la alegría de esos últimos instantes y guardarla en el corazón". Resulta que el personaje de la novela, Charlie Asher, es el dueño de una tienda de objetos de segunda mano en San Francisco y con la muerte de su mujer y el nacimiento de su hija, empiezan a sucederle extrañas cosas en su vida: la gente cae muerta a su alrededor y es reclutado como Mercader de la Muerte ya que roba las almas de los que se van a morir, generalmente transformadas en objetos de su vida cotidiana todavía en buen uso. Nacido en 1957 en Toledo, Ohio, Moore es uno de los representantes de la sátira contemporánea estadounidense, mezclando humor ácido, terror de alcantarillas y personajes esperpénticos. "Leyó un libro titulado El último adiós acerca de cómo suicidarse con una bolsa de plástico, pero no debía de ser un libro muy efectivo, porque vio en la contraportada que había dos secuelas".

4 comentarios:

Senses & Nonsenses dijo...

sobre la primera frase, Amén.
sobre la última, eres genial, todavía me estoy riendo, jajaja

un abrazo.

Belén dijo...

Me he quedado obnubilada con las fotos... eso es Cádiz? perdona mi ignorancia :(

Gracias por pasarte por mi blog, vuelve cuando quieras :) besicos

pe-jota dijo...

Más que interesante reseña, y al igual que senses me he quedado con la última frase, jajajaja

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No conocía ninguno de los libros, pero me los apunto: si tiene dos frases más iguales a las que citas, son obras maestras.