domingo, 20 de abril de 2008

La Fiesta

Salgo poco, pero cuando salgo de juerga me lo paso bomba. Estuvimos 3 días en la finca La Badía en Toledo, cerca del río Alberche, rodeados de campos de viñas y cerdos de color oscuro, convocados por Javier y Mónica que celebraban, entro otras cosas, la alegría de vivir. Sesiones de DJ de todos los colores y estilos, paseos por el campo buscando senderuelas y espárragos, degustación de comida vegetariana (hamburguesitas de avena y apio), actuaciones varias: una performance titulada Yo soy así, una exhibición de danza del vientre, la búsqueda de la Pantera Rosa con la inmortal música de Henry Mancini, la presencia excepcional de Queen en todo su esplendor marujil, la invasión de una peña de heavy-metal y la colaboración sorpresa de Raimundo Cigala. Tertulias sobre ecología y medio ambiente, cervezas y pistachos como cómplices, conversaciones entre la metafísica y el surrealismo, risas y caos. Llovía a cántaros a todas horas pero la llegada de los grupos de rock Fabuloso Combo Espectro y Capitán Entresijos como fin de fiesta en el patio cubierto rodeados de agua y decibelios, fue sin duda el momento mágico de algo que se estaba acabando ya. Mezclar campo con música a toda pastilla es una experiencia fascinante. Y estar con gente estupenda, eso es una suerte.

9 comentarios:

pe-jota dijo...

A eso le llamo yo relajarse a base de bien,¡¡¡¡¡ fuera estress !!!!

Petirrojo dijo...

Una de las mejores crónicas que he leído jamás sobre festival alguno. Será porque el efecto emocional está tan bien tratado y trabado.
Imposible definirlo mejor.
Petirrojo

Justo dijo...

¡Tres días celebrando la alegría de vivir! Eso sí que es un lujo: qué bueno.

Por cierto, enhorabuena por las nuevas fotos, también reflejan esa alegría -tranquila-.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Envida. Lo que tengo ahora es envidia.

Senses & Nonsenses dijo...

esto es una fiesta y lo demás son tonterías. tres días como la boda de farruquito.
...que hay que descolocar a la monotonía habitual.

un abrazo.

jordicine dijo...

Celebrar la alegría de vivir es celebrar mucho. Felicidades. A mí las hamburguesitas vegetarianas no me gustan demasiado... opero si hay que comerlas, se comen. Un abrazo y hasta pronto.

nemesio dijo...

Ya me han pisado el comentario:
La frase "celebrando la alegría de vivir", eso lo resume todo.
Gente carnivora que come chorizo, salchichón y "surtidos cuétara", compartiendo "unas" Mahou con gente que le encanta el paté de champiñon, tiritas de zanahoria y rosquillas caseras.
¡Viva la convivencia!
Abrazos,
Neme..

Anónimo dijo...

La fiesta Ja-Moni se ha convertido en un auténtico acontecimiento social al que ya nadie quiere faltar. Fue un lujo poder compartir el fin de semana entre tanta risa y tan buen ambiente.
Disfruté de principio a fin, incluido el concierto. Es la primera vez que escucho un grupo como Combo Infecto o el Capitán en directo y la verdad es que me dio mucha vidilla.
Pink Panther (II)

El Deme dijo...

Petirrojo, Neme, Pink Panther...gracias por vuestro entusiasmo, allí y aquí, la verdad es que estuvo todo muy bien organizado y se respiró un ambiente sano y desinhibido. ¡Si hasta tuvimos dos espumaderas y todo!