jueves, 2 de septiembre de 2010

Origen

Cobb (Leonardo DiCaprio), por encargo de instituciones o clientes, es un especialista en introducirse en la mente de personas para robarles ideas, manipular el destino, sustraerles información o jugar con el mundo de los sueños. Para ello se rodea de un equipo de técnicos y científicos que, interconectados entre sí, logran viajar por el fondo de la psique humana y obligar a soñar lo que sea necesario. Pero un conflicto personal no resuelto del propio Cobb con su esposa (Marion Cotillard) se interpone en su trabajo y dificulta los resultados de la misión encargada por un hombre de negocios (Ken Watanabe) que desea implantar una idea que termine con un imperio empresarial que le hace la competencia. Dirigida por Christopher Nolan (Londres, 1970) esta película es una experiencia visual y reflexiva sobre el proceso de soñar, un thriller onírico en el que el subconsciente tiene forma de pesadilla surrealista (donde no faltan todos los tiros y mamporros lógicos en toda película estadounidense que se precie) y donde salen los jóvenes Ellen Page (Juno) y Joseph Gordon-Levitt (500 días juntos) y los veteranos Tom Berenger y Michael Caine. Película fascinante, pirueta arquitectónica en la pantalla.

14 comentarios:

Champy dijo...

A mi lo úunico que me fascinó fue el trabajo de Tom Berenguer!

El final no es malo.

Pero ya en el tercer nivel me cansó un poquitin.

2046

babel dijo...

Di Caprio sigue sin convencerme. Y Nolan, tan empeñado en que no nos perdamos en la original y compleja trama que explica y repite explicación sin dejar margen para sutilezas ni conjeturas al espectador. Pirueta arquitectónica, tú lo has dicho. Pero... bueno, yo lo dejaría en un "se deja ver", pero también se me hizo larga.

Saludos!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A pesar de que el argumento está lleno de trucos, a veces solucionados de forma muy tramposa y fácil, la película es, como dices, atractiva: en su tema, en su desarrollo y en los efectos especiales.
Recomendable, sin duda.

Ayshane dijo...

No conozco a ninguna persona que la haya visto y no le haya gustado...
Muy buena desde luego...

Champy dijo...

Es que si digo que no me gustó se me echan encima!!!

No y no es cierto... no se me hizo la maravilla que el mundo dice, pero no em desagradó.

2046

Lola Mariné dijo...

No me llama la atención este tipo de cine, y tampoco he oido hablar muy bien de esta peli.
Feliz finde.

Alamut dijo...

A mí me decepcionó por varias cosas:
1. Por su falta de originalidad a la hora de realizar los sueños, demasiados tiros y pocos miedos oníricos (que se te caigan las escaleras bajos los pies, que te deshagas, creo que hay muchos recursos)
2. Por la sobreexplicación constante, no confía en la inteligencia del espectador
3. Por su esceso de efectos visuales que acaban cansando y hacen la película algo larga

Aún así me parece interesante...

Besos

Miguel dijo...

Yo sé de alguien que se quedó dormido, pero no llegó al tercer nivel del sueño...
Saludos...

pe-jota dijo...

Cada vez buscan guiones más y más rocambolescos y a la vez comienzan a parecer más creíbles, tal vez sea la realidad la que tiende poco a poco a igualarse a la ficción.
Hay que tener cuidado con lo que uno desea, mucho cuidado.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Es la peli del "Memento", parece, que hay que ir a ver.Pues está el sector que le encanta, el sector que se opone, y se les echan encima, que dice que es una peli Timo-tei, y estoy yo con mis cervicales en el taller, que a ver cuándo puedo ir a verla...para tener una opinión, y amarla, fascinarme, detestarla o quedarme ni fú ni fá.
Abrazos

Camy dijo...

Vuelvo desconectada de cine. Será cuestión de empezar nuevamente a reciclarme.
¡Preciosa Venezia, verdad?.
Seguiremos leyéndosnos. n beso

Ada dijo...

Pues yo, para variar.. no la he visto.
Pero tengo que escribir aunque sólo sea para mandarle un besico a mi amigo Deme.
;)

marichuy dijo...

Visualmente hablando, no tiene desperdicio; pero de pronto se me hizo más pretenciosa que compleja y también, ligeramente cansadita. Esto no quita que muchas secuencias resulten simplemente deslumbrantes, como esa escena de París doblándose sobre sí misma.

Saludos

senses and nonsenses dijo...

o sea, que tendré que verla...

entre Leonardo, que me parecía un poco Matrix, y que una persona de la que me fío mucho me dijo que era una mierda-engaño... me dio miedo. no sé...

un abrazo.