viernes, 4 de junio de 2010

Dublinesca

"Siempre aparece alguien que no te esperas para nada". Durante los tres meses que transcurren en esta historia, la vida de Samuel Riba dará un vuelco inesperado. A punto de cumplir los 60 años y una vez liquidada la editorial a la que ha dedicado toda su vida y sus ilusiones sin haber logrado encontrar al gran autor y a la gran novela, no se le ocurre otra cosa que convocar a sus tres mejores amigos y celebrar una especie de funeral por el fin de una época, la que acaba con la era Gutenberg (la de los libros de imprenta) y abre la época digital (donde todo lo que se consulta está en Google). Y que mejor sitio para celebrar esta reunión que Dublín, la ciudad retratada en el Ulysses de Joyce y en el poema "Dublinesca" de Philip Larkin (el entierro de una postituta). "¿Cual es la lógica entre las cosas?. Realmente ninguna. Somos nosotros los que buscamos una entre un segmento y otro de vida. Pero ese intento de dar forma a lo que no la tiene, de dar forma al caos, sólo saben llevarla a buen puerto los buenos escritores". Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948) nos habla del fin de las editoriales de los autores geniales. ¿O no?. Su protagonista vive una época de cambio y de desequilibrios donde los libros apasionantes ya no existen, donde fantasmas le persiguen y la melancolía invade todos los rincones de su vida.

8 comentarios:

Champy dijo...

Siempre he tenido la certeza, que cuando vislubro un final es ficticio, siempre, una vez que lo alcanzas, desarrollas algo, un plan un sueño o un deseo, que te mueve a seguir, al menos hasta hoy así me la he pasado.
Es más, ni una pelicula se acaba cuando aparece la palabra FIN, no en mi caso, y las que se acaban ahí (o las gringas antes) no las recuerdo al día siguiente.

2046

Lola Mariné dijo...

Esta si que tengo ganas de leerla.
A ver cuando cae.
Buen finde.

pe-jota dijo...

La plasmación de algo que para algunos comienza a ser algo más que una fatídica sensación.

Uno dijo...

Estoy leyéndola y la estoy disfrutando mucho como casi todo lo de Vila Matas. Es un autor que aprovecha cualquier argumento para hablarno sobre tantas otras cosas sin dogmatismos, con ironía. Como a mi me gusta.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Vila-Matas me gusta mucho. Creo que es de los mejores. Sus últimas entrevistas, en las que cuenta que vivimos en un mundo, en el que ninguna noticia refleja la verdad (sino que la esconde), me parecieron enormemente interesantes.
Abrazos

babel dijo...

Vila-Matas es uno de esos autores en los que todavía no he entrado, por casualidad simplemente, porque tengo una publicación en casa y tiene un pedazo blog que quita el hipo. Ya sois varios los que hablais de esta obra, Dublinesca. Ahora me toca ponerme a ello pero ya (bueno, en unos 15 días que ahora, imposible). Gracias por tu recomendación, un saludo ;)

Camy dijo...

Deme, otro libro que tendré pendiente...
He acabado el Museo de la Inocencia.Quedé y me pediste que dijera si me había gustado. No voy a extenderme; me ha gustado la historia, cómo está escrita, el paseo por el Estambul de la época y sus semejanzas con la España en blanco y negro. Una historia de amor, de un amor tan apasionado no podría tener otro final, ( el de la amada), Füsun,mujer y sus circunstancias.Vive lo que han querido los demás.Me ha gustado mucho cuando el personaje cede la palabra al escritor.Un gran escritor. Gracias Deme por la recomendación.Leeré más casas de Pamuk
Un beso

jordicine dijo...

Apuntado queda. Un saludo.