miércoles, 30 de diciembre de 2009

Ensayo sobre la ceguera

El médico. La mujer del médico. El viejo de la venda negra. La chica de las gafas oscuras. El niño estrábico. El primer ciego. La mujer del primer ciego. Son los personajes de la novela de José Saramago publicada en 1995. Una ceguera blanca, como una epidemia, se expande en una ciudad. Y la vida cambia. El Gobierno decide recluir en cuarentena a las personas que no ven y entonces empiezan los problemas y las tensiones: sexo y dominación a cambio de cajas de comida, humillación, aislamiento, facilidad para que maldad y agresividad salgan a flote. Un incendio (provocado) en el lugar donde estaban encerrados permite descubrir (gracias al guiño narrativo del autor de que uno de los personajes ve, y como tal, actúa de notario de la realidad) lo que les espera en sus lugares de residencia: basura, abandono, desesperación. Entre un atasco de tráfico -donde el conductor que encabeza la fila se queda, de repente, sin vista- y una iglesia donde las imágenes tienen los ojos tapados, transcurre toda una aventura de adaptación a las circunstancias y a los otros. José Saramago (Azinhaga, Portugal, 1922) obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1998. Aquí nos habla de la vida como una pesadilla o un infierno. "La ceguera iba extendiéndose, no como una marea repentina que lo inundara todo y todo lo arrastrara, sino como una infiltración insidiosa de mil y un bulliciosos arroyuelos que, tras empapar lentamente la tierra, súbitamente la anegan por completo. "

15 comentarios:

CINEXIM dijo...

Sin tiempo para más. tan sólo desearte un Feliz 2010!!!

Miguelo dijo...

feliz año! besoss

jordicine dijo...

El libro es extraordinario y la película, que se estreno este año, lo respeta al ciento por ciento. Un abrazo, EL DEME.

Ada dijo...

Deme.. me resulta imposible cambiar de año sin desearte lo mejor.
Un besico y nos seguimos "viendo".
Muack

Champy dijo...

Me quedo con la la novela.

Profética.

2046

Uno dijo...

No comprendo como esta película pasó tan sin pena ni gloria. Me parece un ejercicio dificilísimo y un resultado espléndido.
Estupendo cierre del año. ¡Feliz 2010!

Camy dijo...

Este libro junto con el que ya te comenté La lluvia amarilla, han sido de los que mayor impacto me han causado y su lectura y recuerdo me acompañó mucho tiempo después de leerlo. Leí la triología. Me gustó mucho Saramago durante mucho tiempo y tuve la suerte de conocerle y escucharle en persona,; digo gustó porque lo último publicado no me ha convencido.
Feliz año nuevo.

molano dijo...

Feliz año, Deme. Que sigas disfrutando tanto de todo. ¡Y que nos lo cuentes!
Un abrazo

Lorenzo dijo...

Abandoné casi al principio la novela que comentas,hace poco terminé de leer El Evangelio segùn Jesucristo,que me gustò mucho.No he visto la pelìcula,pero creo que un dìa volverè a empezar Ensayo sobre la Ceguera.Buon Anno

Justo dijo...

Ese libro no lo voy a leer, porque me sube el azúcar, pero se lo puedo pasar a mi sobrino, que está muy alto y lee mucho.

Pero yo escribo para desearle a usted un año pletórico en felicidad y sensaciones, sin necesidad de que sean estas extraordinarias, porque ya sé que le tienes cogido el tranquillo a paladear lo cotidiano, que es lo mejor de la vida.
¡Y que no falten películas, obras de teatro, libros, restaurantes y amigos!

¡Un abrazo!

Felipe Sérvulo dijo...

Que sea para ti un año 10.
Abrazos.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Ayyy, me lo ha quitao Justo de la boca lo de Doña Paquita...Es que para mí Sara Mago, es más misteriosa que el universo, claro:-) (¡Cómase unos choricillos!). Y como yo pasaba por aqui para desearte buen año, y todo eso...pues cegueras, claro, las que tendrán algunos, hoy, por haber alternao en las boites, y tó eso:-), qué menudo día. Bueno, a lo que voy (tampoco me voy a enrollar hablando de Lobo Antunes y de Pessoa, que sí los leí, al contrario que Doña Paquita):
Que Feliz Año 2010, lleno de viajes, cenas, excursiones-gourmet, pelis, teatros, obras alternativas que sólo ves tú (y nos ilustras), libros, tapas micóticas y postres caramelizados, esos restaurantes misteriosos, rincones del arte, canecillos,catedrales, iglesias y...Soria.
Besotes

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Espero que 2010 suponga al menos un año tan bueno para este blog como lo fue 2009. Felicidades.

pe-jota dijo...

Una parábola de la realidad, hay más ciegos en este mundo que aquellos que así son considerados oficialmente.


Feliz Año Nuevo !!!

senses or nonsenses dijo...

la novela es ¡¡¡Maravillosa!!!
Meirelles hizo una muy buena adaptación. (yo creí que era imposible llevar esta historia al cine). a Saramago -tengo idea- tb le gustó la película.

un abrazo.