lunes, 24 de noviembre de 2008

Cómeme el coco, negro

Junto con Els Comediants, Dagoll Dagom, La Fura dels Baus, Els Joglars o Tricicle, La Cubana es una de las compañías de teatro catalanas más interesantes que allá donde llegan, montan el pollo. Creada en 1980 por Jordi Milán como amateurs, se profesionalizaron en 1983 y alcanzaron uno de sus mayores éxitos en 1989 con el espectáculo Cómeme el coco, negro, que se representó durante dos años por toda España. Ahora, con la excusa de celebrar su 25 aniversario, deciden reponerlo. Se trata de un homenaje a las compañías de revista, ese teatro de music-hall con vedettes: la cómica, la característica, la genérica, la folklórica y la exótica (chicas para todos los gustos), el cantante de estilo, el de canción española y los bailarines. El espectáculo comienza con los típicos números de plumas y lentejuelas hasta que ocurre algo raro: asistimos al teatro dentro del teatro, donde observamos una función desde otra perspectiva: las relaciones entre los actores, la dignidad de los artistas ante la decadencia de lo que cuentan, el ayudarse o el ponerse la zancadilla para que la función salga adelante, etc. Como si nos dejasen entrar en el famoso baúl de la Piquer, asistimos a una mirada mitad amable mitad corrosiva hacia un tipo de hacer teatro del que apenas quedan restos ya. Actores esperpénticos y entregados. Están ahora en el Teatro Gran Vía, Madrid.

8 comentarios:

senses or nonsenses dijo...

jo, qué suerte! yo les ví con Cegada de amor, en la época de corbacho, santi millán... me encantaron. son todo un espectáculo. y muy muy divertidos.
además, tengo una anécdota muy divertida, pero casi que prefiero contarla en otra ocasión...

un abrazo.

Casanova dijo...

A Huelva fueron con èsa que comentas.Por la manyana estuvieron en el Mercado de Vosa,y por la noche,en el Gran teatro.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Actores entregados completamente, con una forma de hacer teatro que ya no queda, fabulosa compañía, una de las mejores, con un concepto de hacer teatro completamente vivo y entregado al público hasta casi de forma embarazosa.
Me ví en Barcelona "Una Nit d'Opera", casi que la única producción que no han sacado de gira: Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma...En mi vida, ó pocas veces lo he pasado mejor..Merece la pena ver cualquier cosa suya.
Es curioso porque "La Cubana" nació en Sitges, remedando personajes reales un poco hilarantes, un tipo de catalana y catalán, que son tipos únicos, que aún existían hace poco, muy desconfiados y cerrados, muy particulares, muy frikis.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Siempre recomendables: son de los pocos que mecionas que no han perdido fuerza.

pon dijo...

Los vi en los tiempos de Corbacho, geniales!!!!

pe-jota dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pe-jota dijo...

Yo vi este hilarante montaje cuando se estrenó en Barcelona, allá por, ejem, 1987, y en la que actuaban ni más ni menos que un delgadísimo Santi Millán, embutido en unos mini shorts imposibles, y un José Corbacho, aún desconocido, así colo la maravillosa Carmen Montornés, y bueno toda aquella compañía absolutamente excepcional y de la que han salido tantas figuras de la escena catalana. Así que:

Vengan todos a gozar
con el teatro cubano
donde la felicidad
está al alcance de la mano


En el nuevo montaje no se si harán lo del bocata, en aquella época fue de salchichón, bueno a quien le tocó, a mi sólo me toco ayudar a recoger las cortinas.

jordicine dijo...

La ví en su día. Hace tanto tiempo que ni me acuerdo. Aquí en Catalunya 'la cubana' tiene mucho éxito. Un abrazo.