miércoles, 30 de julio de 2008

Tropa de élite

Brutal. Claustrofóbica. Vertiginosa. Así es la película que ganó el Oso de Oro en la última edición de Berlín y que es la ópera prima de José Padilha, despúes de haber rodado documentales de denuncia. En el Rio de Janeiro de hace 11 años, ante la inminente visita del Papa, nada mejor que visitar las favelas del cerro de Turano y poner un poco de orden. El Batallón de Operaciones Policiales Especiales se ha creado para eso: quitar de enmedio a quien moleste, abriéndose paso a tiros entre las pandillas de narcotraficantes, dándose la paradoja de que no sólo los pobres sufren esa plaga social, sino que los consumidores de clase media y alta son los que, disfrazados de voluntarios sociales, permiten que ese comercio siga existiendo. La película avanza en dos frentes: por un lado, la voz en off del capitán Nascimento, que tiene continuos problemas de salud y de conciencia ante el estrés que supone su trabajo y ante la perspectiva del nacimiento de su hijo; en paralelo, la trayectoria de Neto y Matias, dos candidatos a sustituir al capitán y que se dan cuenta de la corrupción que impera a sus anchas en el ambiente policial, de los escrúpulos que deben superar para realizar su trabajo y del precio vital que se paga por una tarea donde la trayectoria de una bala puede decidir tu futuro. Axfisiante. Demoledora. Mareante.

5 comentarios:

pe-jota dijo...

Qué decir, parece una más que buena recomendación.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, si es tipo "Cidade de Deus", seguro que es buenísima. La voy a ver seguro...
Qué tío, te has adelantado a "El País", que un día, dos, después de tu entrada, ponía el tráiler en portada.
Besotes, guapo.

Justo dijo...

Ya sabes que soy contestón, y a mí "Cidade de Deus" no me gustó, me aturulló y confundió y cansó; y me parece que ésta tampoco me gustará, Deme.
Pero me encanta leer tu reseña, apuesto a que es mejor que la película en sí.-

Eduardo dijo...

La ventaja de ser panibérico me pemitió verla antes que nadie. Hice un post sobre ella. Justo, no sé si es como Cidade de Deus, aunque está la narración en off... Creo que ésta es más directa.

senses or nonsenses dijo...

bueno, ésta no se me pasa.

un abrazo.