domingo, 27 de julio de 2008

La lluvia amarilla

Publicada en 1988 La lluvia amarilla fue una novela sobre el mundo rural que lanzó a su autor Julio Llamazares como uno de los autores más interesantes y comprometidos del momento. Narra la historia de Andrés, el último habitante de un pueblecito perdido en el Pirineo que, a las puertas de su muerte, recuerda a los habitantes desaparecidos (los que se murieron y los que emigraron para no volver jamás). La soledad, el frío, las relaciones sociales, las historias oscuras, el dolor y la pérdida van cayendo en el relato como las hojas amarillas de los árboles que cubren los campos y tapan la vida. Ahora José Ramón Fernández ha llevado el libro al teatro. En la sala pequeña del Español, en un ambiente íntimo y mágico. Con un músico especialista en canto de armónicos y musicoterapia (esos sonidos ancestrales tan mágicos) y con un actor maravilloso que en hora y cuarto nos cuenta la vida y las tristezas de un personaje que ha sufrido mucho, el gran Chema de Miguel Bilbao, actor curtido en mil batallas, que empezó en el teatro independiente de los 70 y que ha estado en el cine y en el teatro como un secundario muy funcional y que se luce en un difícil papel de viejo (se baña desnudo en un balde, cocina carne estofada con vino) y que narra una historia sin licencia alguna para la sonrisa.

4 comentarios:

Justo dijo...

Parece una propuesta muy atractiva; la novela me gustó bastante, aunque imagino que llevada al teatro cambiará mucho -y así debe ser-.

Ya te cuento si me animo.
Un abrazo

Justo dijo...

Por cierto, ¡qué fotos, Deme!

¿Dónde está la ermita de San Saturio?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es una novela imprescindible. Totalmente imprescindible.

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Es la novela sobre el pueblo anegado por un pantano ¿no? Chema de Miguel...Ya sé quién es...por cierto, que tiene algo más que un parecido razonable con Brad Dourif...curioso...Le he visto en teatro, creo que sí, no en esta, pero en otras cosas.
Besotes.