martes, 20 de julio de 2010

El caballo de cartón

En el otoño de 1948 el periodista y escritor Abel Hernández (Sarnago, Soria, 1937) tiene 10 años. En un viaje al paisaje espiritual y físico de su infancia nos adentramos en la memoria de las cosas de su pueblo ya que, al cabo de 60 años, mueve el cabecero de una cama y encuentra un desván en el que aparecen un caballo de cartón y un díario de aquel año en el que contaba sus aventuras. El coraje de una madre viuda, el trabajo de sus tíos como jornaleros en los olivos de la provincia de al lado (más rica), la caza de perdices y liebres, la feria en el pueblo más importante de la comarca donde se compra una pelota de trapo y una flauta de caña... El extravío de dos ovejas y toda una noche en vela desembocan en un suceso trágico con un disparo involuntario de pistola (incluído el viaje a la capital donde descubre los escaparates y la gente y donde se plantea el seminario como única salida posible de futuro). El autor define este libro como una "historia con vida propia, fruto de la imaginación pero sacada de la realidad". La patria perdida de la niñez en la que se reconocen los tiempos de penuria vividos en Sarnago, a los pies de la Sierra de la Alcarama, en las Tierras Altas de Soria, cerca del puerto de Oncala y al lado de la Rioja. Este libro obtuvo el premio de la crítica de Castilla y León en 2010.

5 comentarios:

Peon62 dijo...

Vivencias del pueblo, romanticismo denostado, sangre, sudor, miseria en un estado totalitario y miserable en donde la salida para los desfavorecidos era la otra vida, el nirvana, las huries danzando, felicidad total...... El poder politico, religioso, mercantil, dirigia toda esa parafernalia...........o sea la vida

Camy dijo...

Deme leo mucho y siempre me falta tanto por leer.Frases hermosas las estoy encontrando en Tres ejemplos de amor y una teoría de Ramón. J. Sender, por ejemplo. Para estas vacaciones me llevo unos cuantos y al lado del mar disfruto con la lectura.Creo que tú también lees habitualmente. Si en algún momento no tengo un libro empezado es que algo va mal en mí...
Hacía tiempo que no iba a Madrid y disfrute mucho, de la ciudad, del paseo, del tapeo y ¡me encantó el barrio de las letras! y en la Sanabresa conviví con todo tipo de gente, del barrio y guiris y catalanes como yo. El mercado otro mundo, mundo que me gustó mucho y al que he de volver.¡tenéis ahora unas exposiciones que nos se pueden perder!.

pe-jota dijo...

Creo que este engrosará la lista de pendientes, uffff comienza a ser larga !!!

Champy dijo...

Oye y tu como le haces para leer tan deprisa???

Yo tambien lo añadiré, aunque yo tengo menos probabilidades que mi PJ porque acá está cabrón que llegue, si es que llega.

Como vas con aquello?

Reportate!

2046

Uno dijo...

Algún día te contaré yo la historia de mi caballo de cartón que no es tan interesante pero es la mía.
Me la apunto.