lunes, 11 de agosto de 2008

Wall-e

La Tierra lleva deshabitada 700 años, no hay rastro de seres vivos por ningún lado y Wall-e, un robot compactador de basura, realiza mecánicamente su labor de organizar los residuos que va encontrando amontonados. Eva, otro robot de última generación procedente del exterior en viaje de investigación, toma contacto con su antepasado de quien recibe un preciado presente: una planta que crece en un trozo de tierra encontrada por casualidad. De regreso a la nave que flota en una galaxia muy lejana, donde están refugiados los humanos que realizan una existencia cibernética y organizada, Eva y Wall-e (que le ha seguido para tratar de saber más del mundo del que procede), se enfrentarán a toda una conspiración en la que se pretende negar y destruir todo resto de vida en nuestro planeta. Contado así, parece una película de ciencia-ficción de mensaje apocalíptico, pero se trata de una tierna y sensible película de animación dirigida por Andrew Stanton, que ya ganó el oscar por Buscando a Nemo, y que lanza la factoría Pixar, ese mundo en el que los juguetes cobran vida (Toy story) o los ratones son expertos chefs (Ratatouille). Que un robot transmita emociones es un reto y en opinión de los dibujantes es en Buster Keaton y el cine cómico (la cara no se mueve y la expresión se centra en la forma de mirar) donde han buscando las referencias. Una pequeña maravilla.

6 comentarios:

Ada dijo...

El robot protagonista me recuerda al que salía en la película "Cortocircuito".

Sólo tengo que añadir que.... tengo que verla, tengo que verla, tengo que verla... jajaja

Besicos Deme

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La tengo apuntada para este fin de semana. No se me escapa.

Ricardo Soares dijo...

nosotros estamos hablando de science fiction en nuestros blogs... saludos a usted e que sea muy feliz en sus vacaciones en brasil...abrazos

pe-jota dijo...

El trailer es genial e invita a ir a verla, es que ese robot se ve tan tierno !!

Justo dijo...

¡¡Te vas a Brasil!!
Qué callado lo tenías; un amigo acaba de venir de Río encantado de la bebida, digo de la vida.

Me chifla el argumento de la película. Pero igual que me encantan los comics, el cine de animación se me atraganta.

Pásalo muy bien

B. Miosi dijo...

No queda más que ir a verla, después de esa magnífica exposición. Lo recordaré: Wall-e, Wall-e, Wall-e, Wall-e (esto para que se me grabe el nombre)

Gracias por la noticia,
BM